Actualidad neumológica

ESTE PROGRAMA PERMITE FORMAR AL PACIENTE RESPIRATORIO EN SU AUTOCUIDADO

Neumólogos de la Red Aula Respira se reúnen para contar sus experiencias


En la actualidad, hay 31 hospitales españoles adheridos al proyecto

Redacción. Madrid
La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) ha organizado con la colaboración de Chiesi, la Jornada de Intercambio de Experiencias Red Aula Respira, que ha reunido a los 31 hospitales españoles que forman parte de la Red Aula Respira. Este programa ha desarrollado ya 13 sesiones sobre temas diversos como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y actividad física, oxigenoterapia domiciliaria, gripe A, hipertensión pulmonar y prevención de tabaquismo para adolescentes. En todas las sesiones realizadas han participado alrededor de 350 pacientes y 130 niños.

JPEG - 65.1 KB
Grupo de neumólogos que participan en la Red Aula Respira.

La iniciativa Aulas Respira tiene en cuenta el nuevo rol que los pacientes están tomando más activo y protagonista en la gestión de su salud dado que hoy el acceso al conocimiento es mucho más fácil y los pacientes disponen de más información. Juan Ruiz Manzano, presidente de Separ, considera necesario “atender las necesidades existentes de información y conocimiento sobre salud y manejo de la enfermedad por parte de pacientes, familiares y cuidadores porque existe un nuevo modelo de paciente con un mayor grado de implicación y responsabilidad en el abordaje de su enfermedad”.

Respecto a las conclusiones de la jornada de intercambio de experiencias destacan la respuesta muy positiva de los enfermos. “Los pacientes han quedado muy satisfechos, quieren más y preguntan que cuándo es la próxima” afirma Julia García de Pedro, del Hospital Gregorio Marañón de Madrid. Carlos Martínez, responsable del Aula Respira del Hospital Germans Trias i Pujol de Badalona, ha destacado como “la participación informal en el Aula crea una nueva complicidad entre médicos y pacientes”.

Por otro lado, Pilar Cejudo, del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, que ha realizado ya dos sesiones, considera que otro punto clave del éxito es “utilizar un lenguaje claro y sencillo y hablar de aspectos que afectan la vida cotidiana del paciente, porque eso genera un sinfín de peguntas y dudas”. Además, “la presencia de grupos de pacientes con diferentes grado de severidad de la enfermedad facilita que sean los propios pacientes o cuidadores quienes puedan responder a sus compañeros” añade Nuria Roger, del Hospital General de Vic de Barcelona.