Servicio a fondo

SERVICIO A FONDO: JOSÉ JULIÁN BATISTA, LA CANDELARIA

“Estamos poniendo en marcha una unidad multidisciplinar de patología respiratoria con afección neuromuscular”


La hospitalización domiciliaria y la unidad de ventilación mecánica no invasiva son sus últimas apuestas

Marta Gómez. Madrid
Trece profesionales componen el Servicio de Neumología del Hospital Universitario de Nuestra Señora de La Candelaria en Tenerife. “Cinco neumólogos están en el área de hospitalización, donde se encuentran las unidades de ventilación mecánica no invasiva y pleura, cada una de ellas con un facultativo a su cargo. Tenemos una media de 40-50 pacientes ingresados”, explica José Julián Batista, jefe del Servicio tinerfeño.

JPEG - 67.8 KB
La puerta de entrada al hospital tinerfeño y el equipo de Endoscopia Respiratoria, con Jose Julián Batista (primero por la dcha.).

JPEG - 47 KB
Neumólogos del centro observan una radiografía de tórax con derrame pleural en el pulmón derecho.

Además, hay un profesional que se ocupa de atender las Urgencias neumológicas que llegan por la mañana, otro en el área de broncoscopias, otro en la unidad de sueño y otro facultativo en el área de hospitalización a domicilio. A su vez, dos profesionales se ocupan de la atención ambulatoria.

Las áreas más destacadas “por su novedad”-según Batista- son la unidad de ventilación mecánica no invasiva y el área de hospitalización a domicilio. “En esta última asistimos a pacientes que pueden estar en sus domicilios, pero que requieren atención y medicación. Por ejemplo, enfermos con fibrosis quística, neumonías, Epoc reagudizados… Se suelen ver a entre 10-12 pacientes al día”.

Respecto a la ventilación no invasiva, “además de llevar la unidad, que cuenta con seis camas, atendemos al resto de ventilados del hospital”.

Consultas monográficas

Las consultas del Servicio de Neumología de La Candelaria están divididas monográficamente. Así el centro tinerfeño dispone de una consulta monográfica de Epoc, “llevamos especialmente los déficit de alfa-1-antitripsina”; de tuberculosis e infecciones respiratorias; de consulta rápida de control de masas pulmonares; de pleura; dos consultas de sueño, una de patología intersticial; de hipertensión pulmonar y trasplante; de fibrosis quística, y de asma difícil.

“En estos momentos, se está poniendo en marcha una unidad multidisciplinaria de patología respiratoria con afectación neuromuscular, que se dirigirá desde Neumología”, añade Batista.

Mejorar los propios medios

Ante la actual situación de crisis, “los proyectos previstos como la incorporación de nuevas técnicas broncoscópicas tendrán que esperar. En estos momentos económicos, nos centraremos en cómo mejorar nuestras consultas y se controlará también la medicación mediante una consulta específica”, aclara Batista.

Investigación y residencia

“La línea de EPOC de nuestro Servicio es la de más alta producción a nivel nacional. De hecho, a través del PFIS nos pagan a una persona liberada de trabajo para que pueda investigar. Uno de los últimos trabajos más relevantes es el referente al índice BODE, que ha sido citado en revistas de todo el mundo”.

Respecto a la residencia, en la actualidad disponen de un residente por año, “aunque nos acaban de aprobar dos anuales”.