En Primera Persona

EN PRIMERA PERSONA: PERE CASAN

“Aspiramos a seguir jugando en la primera división neumológica española”


Hacer del Área del Pulmón del Hospital Universitario Central de Asturias un referente nacional es uno de sus principales objetivos

Marta Gómez. Fotos: Miguel Ángel Escobar. Plasencia
Convertir el Área del Pulmón del Hospital Universitario Central de Asturias en un referente nacional de asistencia es uno de los objetivos de su director, Pere Casan, también responsable del Instituto Nacional de Silicosis. La proximidad del traslado al nuevo HUCA y su labor directiva constituyen el actual día a día de este especialista.

¿Cuál es su valoración como director del Instituto Nacional de Silicosis?

JPEG - 47.4 KB
Pere Casan.

El Instituto Nacional de Silicosis es un organismo que nació en los años 70 del siglo pasado para atender a los enfermos de esta patología y que en este momento eran numerosísimos en Asturias y en las zonas mineras. Con el paso del tiempo la enfermedad ha disminuido y el Instituto se encarga ahora de atender toda la patología respiratoria del área geográfica que le corresponde, en el ámbito del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). Además, sigue con sus funciones de referente nacional en el marco de la prevención, diagnóstico, tratamiento y valoración de la patología respiratoria de origen laboral y medioambiental. Mi valoración de la labor del Instituto es sumamente positiva, ya que la institución ha sabido adecuarse a las necesidades sanitarias de cada momento e, igual que ayudó a resolver los problemas de salud de una época, lo está haciendo ahora con la patología más prevalente.

¿Hacia dónde se dirige su labor directiva?

El marco de actuación está impuesto por la realidad y se inscribe en lo que se denomina “gestión clínica”. Es decir, cómo hacer que con los medios disponibles podamos ser lo más útiles y eficientes posible, en la solución de los problemas sanitarios de nuestra población asignada.

La otra realidad es física y está enmarcada en el traslado a un nuevo centro hospitalario, que verá la luz en el próximo año y que contará con los avances más modernos para poder realizar una atención sanitaria ejemplar. Mi acción directiva, propiamente neumológica, consiste en hacer que el Área del Pulmón sea un referente nacional en su bien hacer sanitario y un ejemplo de actuación en los tiempos actuales.

¿Qué proyectos tiene previstos para el próximo año?

Los proyectos son de varios tipos, asistenciales, docentes y de investigación. En el ámbito asistencial, instaurar lo que se denominan “procesos” para atender mejor a las patologías más prevalentes, el cáncer de pulmón y la EPOC. Todo ello, sin dejar de atender a las demás patologías respiratorias, asma, fibrosis pulmonar, patología pleural, patología relacionada con el sueño, etc. En el ámbito docente, participar en la formación de los estudiantes de medicina (enseñanza de la Neumología en el IV curso) y en la de los residentes de Neumología y Cirugía Torácica. En cuanto a la investigación, nuestra participación activa en los proyectos del Departamento Técnico del Instituto, en el diagnóstico y evaluación de la inflamación de las vías aéreas y en la patología neumológica de origen laboral. Tenemos también un proyecto para instaurar programas de rehabilitación respiratoria en la EPOC, para el estudio de marcadores de inflamación en el asma y participamos en diversos ensayos clínicos, algunos de ellos en fase II.

¿Cómo afronta la situación actual de crisis?

Crisis es una palabra provocadora. De crisis se deriva también el término “crisol”, lugar donde funden las viejas historias para generar nuevos proyectos. El término crisis económica no equivale a crisis de orientación o de actuación, al menos en nuestro caso. La pobreza (no ocultaré las dificultades reales del momento) es un buen punto de partida para aguzar el ingenio y resolver problemas con lo disponible. Afrontamos la crisis económica con ánimo de ayudar a resolverla y sólo nos preocuparemos cuando lo básico no esté disponible. Y aún en este caso, seguiremos avanzando en busca de lo mejor para cada momento.

¿Cómo está organizada el Área de Gestión Clínica del Pulmón en el HUCA?

El Área del Pulmón está constituida por los servicios de Neumología, Cirugía Torácica, Alergia y el Departamento Técnico del conjunto del Instituto Nacional de Silicosis y del HUCA. Sumamos un total de 30 médicos de plantilla y 20 residentes (Neumología y Cirugía Torácica), además de ingenieros de minas, químicos, biólogos, enfermeras y personal auxiliar y administrativo, en un total de 178 personas. La organización interna sigue un modelo mixto, clásico y moderno. Por un lado, las correspondientes secciones de hospitalización, consulta externa y unidades de soporte (laboratorio de función pulmonar, broncoscopia, estudios del sueño, etc). Por otro, las clínicas monográficas, la rehabilitación respiratoria, etc. Y finalmente los procesos (cáncer de pulmón, EPOC, patología pleural, etc). Todo ello en el entorno de una Comisión de Dirección, en la que están representados todos los sectores mencionados y que se encarga del buen funcionamiento del Área.

¿Cuál considera que es la situación actual de la Neumología en Asturias?

La neumología asturiana goza de muy buena salud, lo cual no indica ni impide que pueda optar a ganar las carreras de fondo o de velocidad. Desde un punto de vista asistencial tenemos una población envejecida y con enfermedades respiratorias más prevalentes que en otras zonas (cáncer de pulmón, EPOC), todo lo cual nos ocupa intensamente en la labor del día a día. Desde un punto de vista docente, participamos activamente en la docencia de pre y postgrado y en cuanto a la investigación, sin ser de los peores tenemos mucho que avanzar.

En cuanto a modelos de gestión clínica, la proximidad del traslado al nuevo HUCA nos incorpora un plus de novedad y de estar al día que nos convierte en un grupo destacable. En conjunto, aspiramos a seguir jugando en la primera división neumológica española y nos proponemos jugar la “Champions”, e incluso ganarla, en los próximos años.