Publicaciones Científicas

PRIMERA VEZ QUE SE DESCRIBE UN DEFECTO EN UN GRUPO DE GENES IMPLICADOS EN LA DEFENSA ANTIVIRAL

Identifican los genes “deficientes” en neumonía grave del virus de la gripe A


El trabajo se ha publicado en la revista Critical Care

Redacción. Madrid
Un equipo de investigadores españoles y canadienses ha estudiado la respuesta inmune en los pacientes que requirieron ingreso en la UCI por neumonía grave durante la fase aguda de la gripe A. Los resultados, publicados recientemente en la revista Critical Care, muestran una deficiente respuesta inmunológica en los casos severos, así como la generación de un ciclo nocivo que, en caso de ser interrumpido, podría mejorar el pronóstico y el resultado final de la enfermedad.

JPEG - 67.3 KB
De izqda. a dcha., Silvia Rojo, Verónica Iglesias, Raquel Almansa, Jesús Bermejo, Lucía Rico y David Varillas, del Hospital Clínico de Valladolid.

“Al surgir la pandemia de gripe A en 2009, comenzamos a analizar diversos aspectos del virus y realizamos un estudio sobre la respuesta inmunológica. Contactamos entonces con diferentes UVIs y desarrollamos un primer trabajo, que fue publicado en diciembre en la misma revista. Este primer estudio ha sido la base para construir un proyecto más ambicioso, que ha dado lugar a esta segunda publicación”, afirma Jesús Francisco Bermejo, primer firmante del trabajo e inmunólogo del Hospital Clínico de Valladolid y miembro del Instituto de Estudios de Ciencias de la Salud de Castilla y León.

El estudio, que cuenta con el aval científico de la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (Semicyuc), muestra que los pacientes afectos de infección por el virus de la gripe A H1N1, con enfermedad respiratoria grave ingresados en UCIs, se caracterizan por un fallo en la activación de un grupo de genes implicados en la respuesta inmune adaptativa, lo cual se traduce en la persistencia del virus en el tracto respiratorio. Este escenario se asemeja al concepto de inmunoparálisis descrito para la sepsis.

En aquellos pacientes que derivan en los casos más graves, el fallo de activación de estos genes conduce a un ciclo constante de replicación viral que estimula la liberación de citoquinas, unas móleculas que son potentes mediadores de inflamación, y que podrían ser los causantes del daño pulmonar observado en estos casos.

En este trabajo, “hemos aportado más luz sobre la patogénesis de esta enfermedad. Es la primera vez que se describe un defecto en un grupo de 2.000 genes que participan y son importantes en la defensa antiviral. Las personas con peor pronóstico de la enfermedad presentan un virus circulante que estimula la reacción inflamatoria y una respuesta inmunológica que no es capaz de eliminar el virus. Entonces, este proceso hay que frenarlo con fármacos inmunomoduladores”, explica Bermejo. “Ahora, queremos desarrollar modelos animales que nos permitan comprobar esta teoría”, añade.

Reclutamiento de pacientes y centros participantes

“Reclutamos 40 pacientes, pero nos focalizamos en 19, a los que se les recogieron muestras que coincidían temporalmente en el mismo momento de la evolución clínica. Entonces, tuvimos que desarrollar un mosaico para comparar la respuesta inmunológica en aquellos pacientes con peor pronóstico con los que presentaron una evolución positiva”, declara este especialista.

Respecto a los investigadores del estudio, han participado 37 especialistas de los servicios de Medicina Intensiva, Microbiología e Inmunología del Hospital Clínico Universitario y el Hospital Río Hortega de Valladolid, el Hospital Vall´d Hebron y el Hospital Clínic de Barcelona, el Joan XXIII de Tarragona, el Hospital Universitario La Fe de Valencia, el Son Llàtzer de Palma, Nuestra Señora de Valme de Sevilla, el Virgen del Camino de Pamplona y el Instituto de Salud Carlos III de Majadahonda (Madrid), así como otros centros de Canadá, Italia y China.