Neumología Autonómica

EL ESTUDIO SE HA PUBLICADO EN LA REVISTA EUROPEAN RESPIRATORY JOURNAL

El Reina Sofía de Córdoba investiga la apnea del sueño asociada a un mayor riesgo cardiovascular


Una treintena de pacientes han participado y próximamente se iniciarán dos nuevos estudios

Redacción. Córdoba
Profesionales del Hospital Universitario Reina Sofía trabajan en una novedosa línea de investigación que trata de establecer una relación biológica directa entre la apnea del sueño y el mayor riesgo de desarrollar episodios cardiovasculares que generalmente presentan las personas con esta patología.

Alrededor de treinta pacientes con apnea del sueño (paradas respiratorias que superan los 10 segundos y se repiten más de cinco veces en una hora) han participado en el primer trabajo que desarrollan los profesionales del complejo sanitario dentro de esta línea.

JPEG - 37.9 KB
El trabajo se está llevando a cabo en la Unidad de Trastornos del Sueño del centro cordobés.

La investigación se inició en 2007 y las primeras conclusiones apuntan que la identificación de grupos de proteínas se puede asociar con el diagnóstico de la enfermedad y su fase. Hasta el momento, los expertos asocian la enfermedad de apnea del sueño a un mayor riesgo cardiovascular, sin embargo, se tienen escasos conocimientos de los biomarcadores que motivan esta relación.

El estudio, que se ha realizado en la Unidad de Trastornos Respiratorios del Sueño con la colaboración de Unidad de Lípidos y Arteriosclerosis y la Universidad de Córdoba, ha sido aceptado para su publicación en la prestigiosa revista “European Respiratory Journal”. Los principales resultados apuntan un mayor grado de afectación vascular y predisposición a desarrollar arteriosclerosis en los enfermos con apnea del sueño.

También se trata del primer estudio de proteómica –ciencia que estudia las proteínas que puede expresar el genoma en un momento determinado- en pacientes con apnea del sueño que se realiza en España con la participación de adultos y a través del análisis de muestras de sangre en vez de orina. Nuevos estudios

Además, próximamente se van a iniciar sendos estudios, también en la Unidad de Trastornos Respiratorios del Sueño, a fin de profundizar en la expresión proteica de un grupo de personas con apnea de sueño y comparar los resultados con los de otro sin la enfermedad. Se van a estudiar a unas 40 personas y se llevarán a cabo en el último trimestre del año.

El responsable de la Unidad de Trastornos Respiratorios del Sueño, que es neumólogo del complejo sanitario y coordinador de estos estudios, Bernabé Jurado-Gámez, señala que el objetivo de estos trabajos es identificar proteínas directamente relacionadas con mayores posibilidades de sufrir complicaciones cardiovasculares, como un infarto miocárdico o cerebral.

Jurado-Gámez explica que una analítica convencional permite medir entorno a 25-30 parámetros biológicos, mientras que las técnicas de proteómica que se usan en estos análisis permiten detectar entre 3.000 y 4.000 proteínas diferentes. El especialista indica que el hallazgo de las proteínas que se expresan en los pacientes con apnea del sueño podría ayudar a diagnosticar de forma precoz las posibles complicaciones cardiovasculares de la apnea del sueño, establecer su gravedad y administrar el tratamiento más adecuado a cada paciente.

Acreditación

La Unidad de Trastornos Respiratorios del Sueño, que cuenta con nuevas instalaciones y equipamiento desde abril de 2010, recibió a principios de año el máximo nivel de acreditación de calidad que concede la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR). Este reconocimiento valora la actividad, infraestructuras, personal, publicaciones y nivel científico del servicio.

Uno de los últimos premios recibidos por los profesionales de esta unidad fue otorgado en abril a la residente Marisol Arenas por parte del Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBIC) por un estudio que llevó a cabo en colaboración con la Unidad de Lípidos y Arteriosclerosis del hospital y permitió analizar algunas moléculas proinflamatorias que aumentan en los pacientes con apnea y provocan daño vascular a nivel endotelial y mayor posibilidad de desarrollar arteriosclerosis.