Actualidad neumológica

PARA EL DIAGNÓSTICO DE CÁNCER DE PULMÓN NO MICROCÍTICO

España, por delante de EE UU en la detección de la mutación EGFR


AstraZeneca crea una plataforma para que todos los centros utilicen la determinación

E. P. Madrid
España cuenta en la actualidad con una “posición privilegiada” respecto a la determinación de la mutación EGFR en todos los pacientes que padecen cáncer de pulmón no microcítico (CPNM), ya que los resultados se obtienen a los siete días laborales frente a los diez de Estados Unidos, y posee técnicas moleculares “mucho más sensibles” para detectar esta mutación, según el director del departamento de Oncología de la Clínica Universitaria y de la Universidad de Navarra, Jesús García Fontillas.

Durante el primer encuentro científico organizado por AstraZeneca en Boston (Estados Unidos) y que ha reunido al Grupo Español de Cáncer de Pulmón (GECP) y a investigadores de Harvard para analizar los últimos avances e iniciativas de ambos países, se ha puesto de manifiesto que en España “no existen diferencias” entre los hospitales españoles a la hora de acceder a la determinación gracias a la plataforma 1DENTIFY, puesta en marcha por el laboratorio.

“Una vez se dispone del material, se puede realizar un buen estudio molecular y saber si el paciente es portador o no de la mutación EGFR; si lo es, se podrá beneficiar de un tratamiento dirigido al perfil molecular propio de su tumor, lo cual nos da una garantía en términos de eficacia con la correspondiente disminución de efectos secundarios”, apunta García.

Al menos el 40 por ciento de los cánceres de pulmón presenta algún tipo de mutación específica que “puede ser particularmente sensible a tratamientos muy específicos”, recuerda el presidente del GECP, Rafael Rosell. En este sentido, y según informa el laboratorio, este sistema “asegura a todos los pacientes la posibilidad de realizarse este test de mutación EGFR y aumenta, por tanto, las probabilidades de que estos reciban una terapia personalizada”.