Actualidad neumológica

CON MOTIVO DEL DÍA MUNDIAL DE ESTA PATOLOGÍA

Sanitarios y políticos consideran vital un plan nacional de tuberculosis


Defienden su creación por los recursos que reportaría y lo creen compatible con los planes de las CCAA

Leire Sopuerta Biota / Miguel Ángel Escobar. Madrid

El Congreso de los Diputados ha acogido una mesa redonda con motivo del Día Mundial de la Tuberculosis y que ha llevado por título “Por una respuesta eficaz, coherente y sostenible”. Los profesionales sanitarios y representantes políticos allí reunidos han coincidido en demandar un Plan Nacional de Tuberculosis que ofrezca los recursos necesarios para ofrecer una buena atención a los pacientes. Esta iniciativa, a su juicio, no sería incompatible con los planes existentes en algunas comunidades autónomas.

La mesa redonda ha estado presidida por Gaspar Llamazares, presidente de la Comisión de Salud, y Rosa Delia Blanco, presidenta de la Comisión de Cooperación Internacional para el Desarrollo.

Ambos han subrayado la necesidad de multiplicar los esfuerzos para mejorar la respuesta a la tuberculosis en España, que actualmente es el segundo país de Europa en números de personas infectadas con 13.000 casos al año, según datos de la OMS.

Gaspar Llamazares ha expresado su deseo de que la tuberculosis deje de ser una pandemia silenciosa y silenciada y de que estas jornadas sirvan para sensibilizar sobre la necesidad de priorizar la lucha contra la pobreza y la búsqueda de nuevas herramientas que acaben con la tuberculosis. Se mostró seguro de que habrá un mayor compromiso por parte del Gobierno en este sentido.

También han participado en esta jornada Joan Caylà, coordinador de la Unidad de Investigación en Tuberculosis de Barcelona, quien ha destacado “la importancia de seguir de cerca los casos, saber si se curan y sobre todo que se registren ya que la mitad de los casos diagnósticados no se registran”. En este sentido, señaló que es necesario "implantar sistemas de vigilancia activa en los que se registre la mortalidad y las altas hospitalarias". Así, puso de ejemplo el programa que lleva a cabo en Barcelona o el plan que se puso en marcha en Galicia, que “logró disminuir la incidencia de 76 casos por 100.000 en 2006 a los 30 actualmente”.

Por su parte, Juan Ruiz Manzano, presidente de la Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ), ha reclamado, como presidente de Separ, un Plan Nacional de Tuberculosis con fondos económicos que permitan solucionar los problemas de recursos actuales. Esta medida ha sido apoyada por Berta Hernández, directora general de Salud Pública de Castilla-La Mancha, quien tras destacar el buen funcionamiento del plan de su comunidad, ha comentado la posible compatibilidad de iniciativas nacionales y autonómicas.