Actualidad neumológica

PONDRÁN EN MARCHA UN ESTUDIO MULTICÉNTRICO EN EL QUE COLABORARÁN MÁS DE 50 INVESTIGADORES

La Sociedad Española de Infecciosas investiga la utilidad de nuevas técnicas de detección de la tuberculosis


España es, después de Portugal, el país de Europa occidental con mayor incidencia

Redacción. Madrid El Grupo de Estudio dedicado a la investigación de las Infecciones por Micobacterias de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC), advierte, en el Día Mundial de la Tuberculosis, sobre la importancia de la prevención y la detección precoz de esta enfermedad, que continúa siendo una de las causas más importantes de mortalidad en muchos países.

JPEG - 38.4 KB
La prueba de la tuberculina es la técnica habitual en la detección de la tuberculosis.

La OMS, en su informe de 2009, estima que durante el 2008 la tuberculosis tuvo una incidencia de 9,4 millones de nuevos casos en todo el mundo y provocó una mortalidad global de 1,8 millones de personas. España es, después de Portugal, el país de Europa occidental con una mayor incidencia de tuberculosis con 18,1 casos por 100.000 habitantes y año. A pesar de que en nuestro país, las tasas de tuberculosis han ido disminuyendo lentamente en los últimos lustros, algunos departamentos de vigilancia epidemiológica han notificado en el último año un ligero incremento de la incidencia en diversas áreas geográficas.

El Plan Mundial para Detener la Tuberculosis 2006-2015, impulsado por la Alianza para Detener la Tuberculosis, se halla a mitad de camino de su desarrollo. Según los expertos, si bien se han obtenido algunos logros, se deberán multiplicar los esfuerzos si se quieren alcanzar los objetivos previstos.

Moviéndose contra la tuberculosis

Este año, la conmemoración del Día Mundial de la Tuberculosis gira entorno a la innovación e investigación, ya que ambas constituyen el camino a seguir para luchar de forma eficaz contra esta enfermedad. Actualmente, el campo del diagnóstico de la infección tuberculosa mediante las nuevas técnicas IGRA (Interferon Gamma Release Assays) está cobrando una gran relevancia.

Hasta hace poco, la prueba de la tuberculina era el único método de diagnóstico de la infección. Dicha prueba consiste en la realización de una inyección intradérmica (intradermorreacción de Mantoux). La aparición de una reacción cutánea a las 48-72 horas de su administración es indicativa de infección tuberculosa. Sin embargo, tiene algunas limitaciones importantes, como la ausencia de reacción en situaciones de inmunosupresión (defensas bajas), desnutrición etc. Pero además, su positividad no es exclusiva de la infección tuberculosa, sino que también puede producirse por la vacunación previa con BCG, lo cual dificulta su interpretación en personas vacunadas.

En la última década las nuevas técnicas diagnósticas (IGRA) han generado grandes y novedosas expectativas en el diagnóstico de la infección tuberculosa. Globalmente las nuevas pruebas son mejores que la de la tuberculina, ya que permiten diagnosticar la infección tuberculosa de una manera más eficaz y su realización e interpretación son más fáciles. En cualquier caso, al igual que la prueba de la tuberculina, no permiten diferenciar entre personas enfermas y aquellas únicamente infectadas.

Investigaciones de GEIM

Con los datos disponibles en la actualidad, se vislumbra una mayor capacidad de los IGRA para identificar aquellas personas infectadas que tienen un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad. Sin embargo, todavía no se dispone de datos que demuestren de manera definitiva esta propiedad de los IGRA. En esta línea, GEIM pondrá próximamente en marcha un ambicioso estudio con la participación de más de 50 investigadores clínicos y microbiólogos de 12 centros de nuestro país. Según Miguel Santín, coordinador de dicho estudio y miembro de la SEIMC: “Desde GEIM buscamos promover, fomentar y difundir el estudio e investigación multidisciplinar de los diferentes aspectos relacionados con la tuberculosis. Este estudio, que forma parte de una de las líneas de investigación de la Red Española de Investigación en Patología Infecciosa, demuestra el compromiso de la SEIMC con la innovación y la investigación en el diagnóstico clínico”.

Tuberculosis multirresistente

Otros aspectos relevantes de investigación por parte del GEIM son el estudio y vigilancia de la tuberculosis con resistencia a múltiples fármacos. La aparición y diseminación de cepas de Mycobacterium tuberculosis con esta resistencia representa una amenaza para el control de la enfermedad al dificultar la curación de los enfermos y facilitar la transmisión de la infección. Diversos investigadores del GEIM están llevando a cabo estudios para la detección rápida de las resistencias mediante técnicas de biología molecular, así como participando en ensayos clínicos mundiales con nuevos tratamientos coordinados por los CDC de Atlanta.

La tuberculosis multiresistente representa una amenaza para el control de la enfermedad a nivel mundial. Según un informe reciente de la OMS, en algunas áreas del mundo hasta una cuarta parte de los pacientes diagnosticados de tuberculosis no pueden ser tratados con las pautas estándares debido a la existencia de algún grado de resistencia. En una región del noroeste de Rusia, un 28 por ciento de los pacientes diagnosticados por primera vez de tuberculosis estaban infectados por una cepa multiresistente, el nivel más alto reportado hasta ahora por la OMS. En Europa, en 2008 se declararon 18.366 casos de tuberculosis multiresistente, lo que representa un 18 por ciento de los casos de tuberculosis diagnosticados. Sin embargo, en la Unión Europea, fue un 6 por ciento del total. El nivel de multiresistencia reportado para España es de 4,7 por ciento del total de casos diagnosticados.