Actualidad neumológica

NEUMÓLOGOS SE REÚNEN PARA ABORDAR EL DIAGNÓSTICO PRECOZ

Los afectados de EPOC infravaloran los síntomas iniciales hasta que la enfermedad se agrava


Los especialistas destacaron el papel de Primaria en la detección de esta patología

Redacción. Madrid
La tos, la limitación al ejercicio o la expectoración habitual no tienen porqué ser síntomas propios del fumador, sino que pueden ser un indicio de la existencia de una enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). Los afectados de EPOC en ocasiones infravaloran los síntomas iniciales hasta que la enfermedad se agrava, como consecuencia de asociarlos como algo normal a su hábito tabáquico. Esta es una de las conclusiones que se desprenden de una reunión celebrada recientemente en Madrid entre especialistas de referencia en este campo que perseguía reducir el infradiagnóstico en esta enfermedad, que alcanza a más del 70 por ciento de los afectados.

JPEG - 27.5 KB
El tabaco es la principal causa de la EPOC.

El principal factor de riesgo de la patología es el hábito de fumar. Por ello, los expertos en el tratamiento de enfermedades respiratorias recomiendan realizar espirometrías a los fumadores de más de 40 años con el fin de descartar la existencia de la EPOC y favorecer una detección precoz. “Para lograr un diagnóstico precoz tenemos que hacer una búsqueda activa entre la población de riesgo. Lo que nos propone la Estrategia Nacional para el manejo del paciente con EPOC es prestar especial atención a la población mayor de 40 años que posee un historial de tabaquismo acumulado de más de 10 paquetes/año, lo que equivale a fumar o haber fumado más de 20 cigarros al día durante 10 años y ofrecerles realizar una espirometría”, afirma Jesús Molina, miembro de la Sociedad de Respiratorio en Atención Primaria (GRAP).

Esta reunión forma parte de un proyecto de formación médica continuada a nivel nacional que aborda la importancia de un diagnóstico y correcto abordaje así como una actualización de las nuevas evidencias en el tratamiento. Hasta la fecha ya se han realizado cinco reuniones a nivel autonómico que han reunido a más de 100 médicos y que pretenden llegar a más de 2.500 médicos de Atención Primaria de toda la geografía española. La iniciativa se engloba dentro de las directrices de la Estrategia en EPOC del Sistema Nacional de Salud que persiguen una intervención precoz y una mejora de la calidad de vida de los afectados.

Para el diagnóstico precoz de la EPOC es fundamental el papel del médico de Atención Primaria. En nuestro país, la EPOC origina un 10-12 por ciento de las consultas en Primaria, un 35-40 por ciento de las consultas de Neumología y un 7 por ciento de los ingresos hospitalarios. En cifras totales, se calcula que esta enfermedad supone alrededor de 39.000 hospitalizaciones al año. “El especialista en medicina de familia es la puerta de entrada al sistema sanitario y por el gran número de pacientes que pasan por su consulta constituye el principal actor para realizar una detección e intervención precoz” afirma Molina.