Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

¿Quiere recibir Publicación Médica de Neumología en su correo de forma gratuita?
Miércoles, 24 de junio de 2015  |  NÚMERO 72 Acceda a nuestra hemeroteca
MEDIRÁN DE FORMA OBJETIVA LA EXCELENCIA DE LOS PROFESIONALES
Separ y la OMC firman un acuerdo para la acreditación profesional
La sociedad científica también refrenda la calidad asistencial de las áreas
 
Redacción / S.M. / IMAGEN: Cristina Cebrián. Las Meloneras (Las Palmas de Gran Canaria)

Pilar de Lucas y Serafín Romero.

La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) y la Organización Médica Colegial (OMC) han firmado un convenio de colaboración en materia de acreditación profesional. El acuerdo suscrito entre el vicepresidente de la corporación médica, Serafín Romero, y la presidenta saliente de la sociedad científica, Pilar de Lucas, abre la vía de la acreditación del médico español y permite poner a España en la vanguardia en el proceso que Europa ya ha marcado como horizonte.

Este acuerdo compromete a ambas partes a desarrollar conjuntamente el proceso de Validación Periódica de la Colegiación (VPC) y Recertificación, a través del cual se certifica la aptitud y competencia profesional específicas de los neumólogos y cirujanos torácicos en general y de los socios de Separ en particular. El programa que se pone en marcha a partir de este convenio, ha sido estructurado en cuatro módulos: buena praxis médica; estado psicofísico del médico; actividad laboral profesional; y desarrollo profesional continuo y formación continuada.

Mientras que la OMC se responsabiliza de la evaluación de los tres primeros módulos, Separ ya ha definido y desarrollado su programa de DPC y DP (Desarrollo Profesional Continuo y Desarrollo Profesional) donde se explicitan los estándares de las competencias específicas de los especialistas en Neumología y Cirugía Torácica, así como de su evaluación cuando lo soliciten dichos especialistas.

Medir la excelencia profesional

Alberto Capelastegui.

“La sociedad cada vez es más exigente y tenemos que demostrar objetivamente que estamos en posesión de las habilidades propias de nuestra especialidad”. Esa es la motivación que, según Alberto Capelastegui, director del Comité de Calidad Asistencial de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ), ha llevado a la organización científica a crear su propio modelo de recertificación. “Todo el mundo quiere saber si el profesional que le atiende es competente, pero no vale con que él lo diga, sino que tiene que probarlo de forma fehaciente”.

“Se está desarrollando un marco legal en nuestro país y hay una normativa europea, pero Separ se ha adelantado a las exigencias formales”, indica Capelastegui. Esta herramienta, que certifica el desarrollo profesional de los especialistas, está “prácticamente operativa”, indica el director del Comité de Calidad Asistencial. “Por ahora, la recertificación será voluntaria, fácil de implementar, se hará cada seis años y se centrará en las competencias nucleares de la especialidad”, detalla. “Queremos convencer a los socios de que no es tanto un examen, que lo es, como una forma de identificar áreas de mejora”. La Junta Directiva de Separ considera que esta iniciativa es una “línea estratégica” para la sociedad científica.

Acreditación de áreas

En la misma línea, Separ tiene un compromiso con la certificación empírica de la calidad de las áreas de Neumología. “El gran handicap de la Medicina es que no estamos acostumbrados a medir de forma sistemática resultados. Asumimos que lo hacemos bien, y así es, pero no lo demostramos de forma objetiva”, señala Capelastegui. Así, la organización también centra sus esfuerzos en la acreditación de áreas (sueño, asma, tabaquismo, etc.), para la que ya hay una herramienta que evalúa, periódicamente, el nivel real de excelencia de las unidades. “Hay una serie de exigencias cuantificables del buen hacer clínico y ese es el gran salto que ha dado Separ”, concluye el director de Calidad Asistencial.

 

© 2010 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.  |  QUIÉNES SOMOS  |  SUSCRIPCIÓN