Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

¿Quiere recibir Publicación Médica de Neumología en su correo de forma gratuita?
Lunes, 27 de febrero de 2012  |  NÚMERO 66 Acceda a nuestra hemeroteca
actualidad
SEGÚN EL BOLETÍN DE INFORMACIÓN FARMACOTERAPÉUTICA DEL PAÍS VASCO
Recomiendan el uso diferido de antibióticos en infecciones respiratorias agudas
Entre el 80 y el 90 por ciento de las prescripciones de antibióticos se realizan en Atención Primaria y Urgencias

Félix Espoz. Madrid
El Boletín de Información Farmacoterapéutica de la Comarca (Infac), dependiente de Osakidetza, señala que algo más del 15 por ciento de las consultas de Atención Primaria están relacionas con infecciones del tracto respiratorio superior. La mayor parte son procesos víricos autolimitados. Sin embargo, “se utilizan con frecuencia antibióticos (ATB) para su tratamiento, realizándose un 80-90 por ciento de las prescripciones de ATB en atención primaria y urgencias”.

En EPOC, el beneficio de este tratamiento depende de la
gravedad de la crisis.

Los autores del Boletín señalan que el uso diferido de antibióticos (prescripción de una receta de ATB para ser utilizada en caso de que los síntomas persistan o empeoren al cabo de unos días) puede considerarse “como una estrategia factible y útil para disminuir el uso de ATB en procesos infecciosos autolimitados y no complicados como la faringitis, la otitis o bronquitis aguda no complicada, y puede considerarse una forma de mostrar a los pacientes que los ATB no siempre son necesarios, manteniendo su satisfacción”.

Para estas conclusiones se han basado en una revisión que analizó los resultados del uso diferido en la faringitis, otitis y bronquitis, de la que se desprende que el uso de ATB fue del 32 por ciento en el uso diferido, 93,3 por ciento en el uso inmediato y 13,9 por ciento en pacientes asignados al no tratamiento ATB. “En lo que se refiere al efecto de las distintas opciones sobre la frecuencia de las consultas sucesivas, la no prescripción de ATB y el uso diferido, en comparación con el uso inmediato, reducen las consultas sucesivas hasta en un 40 por ciento en el caso de la faringoamigdalitis. En la bronquitis aguda, se ha visto este mismo comportamiento, particularmente en pacientes con historia previa de prescripción antibiótica para este proceso”, agregan.

La faringoamigdalitis aguda y la otitis media aguda

La faringoamigdalitis aguda (FA) en los países desarrollados, agregan los autores, es una infección autolimitada y con muy bajo riesgo de secuelas por lo que existe debate sobre si es preciso tratar con antibióticos y en qué casos. “Idealmente, sólo deben tratarse los casos confirmados mediante TDR (test de detección rápida de antígeno estreptocócico) o cultivo. Es razonable iniciar tratamiento empírico con ATB en caso de alta sospecha de origen bacteriano de la FA”, argumentan, además, apuntan, “El tratamiento antibiótico reduce la duración de la enfermedad una media de 16 horas, y en mayor medida el periodo de contagio. El 90 por ciento de los pacientes están libres de síntomas al cabo de una semana, independientemente de si se han tratado con ATB o no”.

Respecto a la otitis media aguda (OMA), recuerdan que las principales guías de tratamiento apuntan a que la prescripción generalizada de antibióticos a todos los niños con OMA no está justificada y que se debe tratar “con ATB sólo si los síntomas continúan al cabo de 48-72 horas («uso diferido»). Los niños menores de dos años con OMA bilateral y los niños de cualquier edad con enfermedad grave (otalgia moderadasevera o fiebre > 39º en las 24 horas previas) son candidatos a tratamiento inicial inmediato con antibiótico”.

También recalcan que cuando se decide iniciar un tratamiento ATB en la OMA, la terapéutica debe dirigirse fundamentalmente a la infección neumocócica. “En nuestro medio, los neumococos de los niños con OMA presentan un 4 por ciento de resistencia a amoxicilina, un 18 por ciento a cefuroxima axetilo y un 24 por ciento a eritromicina (también a claritromicina y azitromicina)”.

Sinusitis aguda, bronquitis aguda y exacerbación de la EPOC

Para estos expertos, en adultos con diagnóstico clínico de sinusitis aguda (SA), el tratamiento antibiótico tiene una eficacia modesta: a los 15 días el 80 por ciento de los pacientes mejoran sin antibiótico y el 90 por ciento con antibiótico. Sin embargo, en niños, en pacientes con síntomas que duran más de 10 días se recomienda tratamiento antibiótico con amoxicilina o amoxicilina-clavulánico en pacientes con síntomas moderados a severos, 7-10 días.

En el caso de la bronquitis aguda (BA), siempre según el Boletín, el tratamiento inicial con antibiótico estaría reservado para pacientes con alto riesgo de complicaciones por presentar comorbilidad importante (enfermedad cardiaca, pulmonar, renal, hepática, neuromuscular o inmunosupresión), y en pacientes mayores de 65 años que presenten 2 o más de los siguientes criterios o bien mayores de 80 años que presenten 1 o más de los siguientes criterios: hospitalización en el año previo, diabetes (tipo 1 ó 2), historia de insuficiencia cardiaca congestiva o uso concurrente de corticoides orales.

Por último, el Infac aborda la exacerbación de la EPOC. Sobre este respecto puntualiza que el uso de antibióticos ha mostrado efectos controvertidos. “El beneficio del tratamiento depende de la gravedad de la crisis. En base a la evidencia disponible, las Guías de Práctica Clínica recomiendan tratamiento ATB en pacientes que presentan dos o tres síntomas cardinales: aumento de la cantidad y de la purulencia del esputo, e incremento de la disnea. La evidencia es más débil en el caso de presentar solo dos síntomas. Y también lo recomiendan en exacerbaciones graves”.

© 2010 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.  |  QUIÉNES SOMOS  |  SUSCRIPCIÓN