Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

¿Quiere recibir Publicación Médica de Neumología en su correo de forma gratuita?
Lunes, 13 de febrero de 2012  |  NÚMERO 65 Acceda a nuestra hemeroteca
ACTUALIDAD
NUEVA VERSIÓN DE LA GUÍA GOLD
Recomiendan anticolinérgicos de acción prolongada como terapia de mantenimiento para todos los pacientes de EPOC
Estos fármacos han demostrado disminuir el riesgo de exacerbaciones y mejorar los síntomas de la enfermedad

Redacción. Madrid
La Iniciativa Global para la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (GOLD) ha publicado una revisión de la Estrategia global para el diagnóstico, el manejo y la prevención de la EPOC que insiste especialmente en la evaluación del riesgo de exacerbaciones y de los síntomas de la enfermedad. La nueva versión refuerza el uso de anticolinérgicos de acción prolongada (LAMA) que figuran como el único grupo terapéutico recomendado para todos los pacientes con EPOC que precisan un tratamiento de mantenimiento ya que han demostrado disminuir el riesgo de exacerbaciones y mejorar los síntomas de la EPOC.

Donald Tashkin, profesor emérito de Medicina de la Facultad de Medicina David Geffen de la Universidad de California, afirma en este sentido que “la guía GOLD revisada describe los regímenes de tratamiento farmacológico adaptados a las necesidades de los pacientes. Los patrones están cambiando y las opciones terapéuticas han de tener en cuenta la disminución del riesgo de exacerbaciones”. Por su parte, Klaus Dugi, vicepresidente corporativo senior de Medicina de Boehringer Ingelheim, ha elogiado “este cambio de paradigma que coloca al paciente en el centro de atención y proporciona un tratamiento basado en las necesidades individuales del paciente y reconoce la importancia de disminuir el riesgo de exacerbaciones”.

La guía revisada recomienda evaluar la EPOC por medio de una combinación de resultados de espirometrías del paciente, gravedad de los síntomas y antecedentes de exacerbaciones mientras que la versión anterior usaba un sistema de estadificación basado únicamente en la obstrucción de las vías aéreas medida mediante el FEV. En base a esta evaluación, se incluye al paciente en uno de los grupos siguientes: grupo A, pocos síntomas, riesgo bajo de exacerbaciones y otros acontecimientos negativos; grupo B, más síntomas, riesgo bajo; grupo C, pocos síntomas, riesgo alto; grupo D, más síntomas, riesgo alto.

Los anticolinérgicos de acción prolongada (LAMA) son el único grupo terapéutico recomendado para todos los pacientes que necesitan un tratamiento de mantenimiento (primera línea para los grupos de pacientes B y D, y como segunda opción para el grupo de pacientes A). A diferencia de los LAMA, la monoterapia con agonistas beta de acción prolongada para tratamiento de mantenimiento sólo se recomienda para el grupo de pacientes B y los agonistas beta de acción prolongada más corticoides inhalados sólo para los grupos de pacientes C y D.
 

© 2010 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.  |  QUIÉNES SOMOS  |  SUSCRIPCIÓN