Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

¿Quiere recibir Publicación Médica de Neumología en su correo de forma gratuita?
Viernes, 29 de abril de 2016  |  NÚMERO 81 Acceda a nuestra hemeroteca
JOAQUÍN RODRIGO, DIRECTOR GENERAL DE SANDOZ EN ESPAÑA
“Somos aliados del neumólogo para mejorar el cumplimiento terapéutico”
La compañía acaba de lanzar un dispositivo innovador pensado para educar y habituar al paciente 
Joaquín Rodrigo fue el encargado de poner en marcha el Área de Respiratorio de Sandoz en España, un ámbito al que afirma tener “mucho cariño” y que es uno de los pilares estratégicos de la compañía. Ahora, ya como director general, celebra que todo “el esfuerzo y la ilusión” puestos en este departamento han favorecido la llegada al mercado de un nuevo inhalador diseñado para mejorar la adherencia al tratamiento de los pacientes con asma y EPOC, una de las principales preocupaciones de los especialistas en Neumología.
Joaquín Rodrigo, director general de Sandoz en España.
Sandra Melgarejo / IMAGEN: Miguel Fernández de Vega. Madrid
Se incorporó en julio de 2011 a Sandoz como responsable de la creación del Área de Respiratorio. ¿Cuál fue su motivación para asumir esta responsabilidad?

Fueron dos motivos principales: entrar en el grupo Novartis, que es la mayor compañía biosanitaria en España, y poner en marcha el departamento de respiratorio. Tengo mucho cariño a esta área –había trabajado en ella en mi anterior compañía– y nunca había estado en un proyecto en el que hubiera que empezar desde cero, así que me apetecía mucho.

¿Cómo fue la puesta en marcha de este departamento?

Fue interesante porque, según llegué, la Agencia Europea del Medicamento (EMA) pidió más datos para uno de nuestros fármacos en desarrollo y me quedé sin proyecto durante unos meses, en los que estuve dudando de si había tomado o no la decisión correcta. Al final, eso me dio la oportunidad de ampliar mi conocimiento en otras áreas, como OTC y Retail, y fortalecer mi aprendizaje en la empresa.

Un medicamento híbrido fruto de la innovación incremental.

La unidad de respiratorio de Sandoz constituye uno de los pilares estratégicos de la compañía, ¿por qué?

Tiene mucha importancia porque hay mucha ilusión y esfuerzo puestos en este proyecto: llevamos más de diez años investigando productos de respiratorio a nivel internacional; hemos creado todo un equipo propio de I+D; y hemos puesto en marcha una fábrica para estos productos exclusivamente en Alemania. Es una de nuestras apuestas porque creemos que tenemos mucho que aportar a los pacientes con enfermedad respiratoria crónica.

Desarrollan tanto medicamentos como dispositivos de inhalación, ¿cómo participa el profesional sanitario en la innovación?

Más bien es al revés: nosotros nos adaptamos al profesional sanitario. Como partimos desde cero, desde el principio nos centramos en las necesidades no cubiertas de los pacientes y en cómo podíamos ser aliados de los especialistas para tratar de cubrir esas carencias.

¿Cuáles son las principales preocupaciones de los neumólogos respecto al tratamiento de sus pacientes?

La adherencia al tratamiento es un problema generalizado de los pacientes, pero quizá es más acuciado en el área de respiratorio, sobre todo en los productos que se administran mediante dispositivo porque requieren una técnica de manejo para ser administrados correctamente. A raíz de conocer la realidad clínica en España, lo que hemos concluido es que hay dos aspectos fundamentales: la educación del paciente en el manejo del dispositivo y la habituación del paciente, es decir, que una vez que inicia el tratamiento lo continúe.

En abril han lanzado el nuevo inhalador AirFluSal Forspiro en nuestro país, ¿qué ventajas aporta?

Las novedades están, sobre todo, centradas en estas dos necesidades no cubiertas: la educación y la habituación del paciente al tratamiento del asma y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

El código bidi deriva a instrucciones detalladas sobre el uso del inhalador.

La combinación fluticasona y salmeterol ha sido durante muchos años el gold standard en el tratamiento de la EPOC. Hemos sacado un producto con la misma combinación, AirFluSal, pero con un dispositivo de investigación propia, Forspiro. Es totalmente bioequivalente con el fármaco de referencia, pero lo que le diferencia es el tipo de inhalador.

Es un ejemplo de innovación incremental: la molécula ya estaba desarrollada, solo hemos demostrado la eficacia y seguridad equivalente, pero sí hemos investigado e innovado en el dispositivo. Creíamos que había una necesidad no cubierta en el cumplimiento terapéutico por el uso de los inhaladores y nos hemos centrado en desarrollar un dispositivo que puede ayudar a paliar esas deficiencias y a incrementar la adherencia al tratamiento.

Es el primer fármaco comercializado en España que incluye un código bidi en su envase, ¿cuál es la finalidad?

Sí, somos pioneros. Es la primera vez que la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) aprueba un fármaco con código bidi. Desde el principio, estuvimos en conversaciones con la Aemps para ver qué podía aportar esta novedad y cómo se podía diseñar e implementar; ha sido muy receptiva y agradecemos todo el trabajo que ha hecho.

Creemos que introducir este código bidi en el mercado puede servir para incrementar la adherencia al medicamento porque aporta una mejor adecuación a las instrucciones de manejo del dispositivo, ya que refuerza el entrenamiento que hace el profesional sanitario con el paciente de una forma cómoda y accesible.

¿Qué otras iniciativas dirigidas al paciente respiratorio han desarrollado?

El nuevo dispositivo aporta dos grandes mejoras en el ámbito del cumplimiento: el soporte a la educación sobre su manejo, a través del código bidi, y una herramienta para incrementar la habituación del paciente al tratamiento, a través de una pestaña de visualización y comprobación de que el medicamento se ha tomado.

Joaquín Rodrigo explica las innovaciones que incorpora el dispositivo.

¿Y enfocadas a los profesionales sanitarios?

Nuestro proyecto va mucho más allá de sacar un dispositivo novedoso con las ventajas que hemos comentado que tiene. Lo que queremos es ser aliados de todos los agentes sanitarios con el fin de que los pacientes cumplan su tratamiento más y mejor. Este dispositivo es un primer paso, pero estamos desarrollando una serie de acciones alrededor de los pacientes y de los profesionales sanitarios para ayudarles a reforzar el cumplimiento terapéutico.

¿Prevén más lanzamientos en el Área de Respiratorio para los próximos años?

Es un área estratégica para nosotros y ya tenemos un elenco importante de productos, como salbutamol, mometasona, montelukast, las cámaras de inhalación Aero Chamber… Acabamos de lanzar AirFluSal Forspiro y tenemos una serie de productos en desarrollo para los siguientes años.

En la RSC de la compañía también está presente la Neumología a través del programa ‘Erradicar la tuberculosis’, ¿cómo participa Sandoz España en esta iniciativa?

La tuberculosis es una de las enfermedades con mayor impacto en la mortalidad mundial, sobre todo en países subdesarrollados y en la población más necesitada, y me siento muy orgulloso de que el grupo Novartis sea una de las compañías que más ha investigado en encontrar soluciones para esta enfermedad tan devastadora. Tanto es así, que tenemos un arsenal terapéutico que es considerado primera línea de tratamiento en el combate de esta patología.

Desde España estamos muy concienciados de que tenemos  que aportar nuestro granito de arena y estamos colaborando muy activamente con la Red contra la Tuberculosis y por la Solidaridad (Red TBS), que está haciendo un gran trabajo para tratar de erradicar o minimizar al máximo la presencia de esta enfermedad en nuestro país.

© 2010 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.  |  QUIÉNES SOMOS  |  SUSCRIPCIÓN