Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

¿Quiere recibir Publicación Médica de Neumología en su correo de forma gratuita?
Miércoles, 22 de junio de 2016  |  NÚMERO 83 Acceda a nuestra hemeroteca
49º CONGRESO NACIONAL SEPAR
Nuevas pruebas moleculares detectarán más tuberculosis resistentes
Las últimas técnicas identifican genes que no responden a rifampicina, isoniazida y quinolonas
Sandra Melgarejo / IMAGEN: Miguel Fernández de Vega. Madrid

Sarai Quirós detalla las novedades en diagnóstico de la tuberculosis.

La tuberculosis es una de las enfermedades que está acaparando más sesiones en el 49º Congreso Nacional de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ). Sarai Quirós, coordinadora del Grupo de Enfermedades Infecciosas y Tuberculosis de Neumomadrid, la Sociedad Madrileña de Neumología y Cirugía Torácica, y miembro del Grupo Emergente de TIR de Separ, ha moderado la mesa ‘La tuberculosis del futuro’, en la que se han analizado la situación actual del manejo de la enfermedad y los tratamientos y técnicas de diagnóstico que están por venir.

“La técnica molecular que ha revolucionado el cribado y el diagnóstico es el GeneXpert, que detecta rápidamente los genes resistentes a rifampicina. Próximamente llegará un nuevo tipo de GeneXpert que también va a detectar otros genes de resistencia, como a isoniazida y a quinolonas. Además, hay otra técnica molecular, el GenoType que también detecta resistencia a rifampicina, isoniazida y quinolonas”, ha detallado Quirós, según lo que ha expuesto José María García, director del PII de Tuberculosis de Separ, en la reunión.

Respecto a los nuevos tratamientos, los especialistas han destacado linezolid, delamanid y bedaquilina. “García ha reseñado que los últimos estudios con pautas de tratamiento cortas (cuatro meses) de quinolonas en tuberculosis sensible no han resultado como se esperaba y son inferiores a la pauta estándar, por lo que no se pueden utilizar para reducir el tiempo de tratamiento, que es el objetivo de los nuevos fármacos”, ha señalado la cordinadora del Grupo de Infecciosas de Neumomadrid. Además, hay varias vacunas en fase de prueba.

Durante la mesa se ha enfatizado la necesidad de un plan nacional e internacional para coordinar esfuerzos, homogeneizar el manejo y llevar estas técnicas diagnósticas y de tratamiento a los pacientes, “porque de nada sirven los avances si no llegan a todos los sitios”, ha remarcado Quirós.

Sarai Quirós, Francesca Sánchez y José María García.


Terapias biológicasFrancesca Sánchez, del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital del Mar de Barcelona, ha hablado sobre tuberculosis y tratamientos biológicos y ha indicado que “los consensos a nivel nacional e internacional recomiendan el cribado de la infección latente tuberculosa en los pacientes que son candidatos a tratamientos biológicos”. Asimismo, ha hecho hincapié en que hay que hacer dos pruebas de diagnóstico, tanto la prueba de tuberculina como la IGRA, debido a las discordancias que hay en las publicaciones recientes sobre los resultados en pacientes tratados previamente con corticoides o que hayan estado vacunados. Por último, ha recordado que está a punto de salir una nueva prueba de tuberculina con antígenos específicos para Mycobacterium tuberculosis, lo que ayudará a potenciar la sensibilidad y la especificidad del test. 

© 2010 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.  |  QUIÉNES SOMOS  |  SUSCRIPCIÓN