Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

¿Quiere recibir Publicación Médica de Neumología en su correo de forma gratuita?
Miércoles, 24 de junio de 2015  |  NÚMERO 72 Acceda a nuestra hemeroteca
SEGÚN UN ESTUDIO DESARROLLADO POR LA SOCIEDAD CIENTÍFICA
Neumosur recomienda tratamiento psicológico para quienes dejan de fumar
Disminuye los niveles de ansiedad y depresión a lo largo del programa de deshabituación tabáquica
 
Redacción. Sevilla
Un estudio desarrollado por especialistas del Servicio de Neumología del Hospital Virgen Macarena de Sevilla e integrantes de Neumosur, la sociedad científica que aglutina a los neumólogos del sur de España, destaca los beneficios de incorporar tratamiento psicológico multicomponente (que incluye abordaje psicológico y tratamiento farmacológico) en la atención a los pacientes que pasen por consulta de deshabituación tabáquica.

Hospital Virgen Macarena de Sevilla.

La investigación se realizó en el centro hospitalario sevillano sobre un total de 154 pacientes con diagnóstico de enfermedad psiquiátrica que acudieron a dejar de fumar, lo que supuso un 13,4 por ciento de prevalencia de este tipo de patología frente al total de pacientes atendidos. El estudio señala una importante y progresiva disminución de los niveles de ansiedad y depresión a lo largo del programa, independientemente de los niveles basales (al inicio del estudio) y del hecho de presentar patología psiquiátrica previa.

Con estos resultados, los autores del trabajo defienden la necesidad de ofrecer tratamiento multicomponente a todo tipo de pacientes, incorporando incluso la monitorización de posibles efectos neuropsiquiátricos y psicológicos a través de herramientas sencillas, como la escala hospitalaria de ansiedad y depresión (HADS), de forma integrada en la rutina de la consulta de deshabituación tabáquica.

La utilización de este cuestionario ha sido esencial para ratificar los beneficios de la monitorización de aspectos psicológicos a los pacientes incluidos en el análisis. De hecho, las puntuaciones basales obtenidas en este cuestionario fueron elevadas, encontrándose en valores de alta probabilidad para el caso de la ansiedad. A pesar de ello, las puntuaciones de ansiedad y depresión descendieron de forma progresiva y significativa a lo largo de los meses de seguimiento.

Los pacientes incluidos en este estudio, publicado en Revista Española de Patología Torácica eran de mediana edad (51 años de media), con un claro predominio de mujeres (61 frente a 24 varones) y un consumo acumulado de tabaco considerable.

Más de la mitad presentaban factores de riesgo cardiovascular asociados (52,9 por ciento), de los cuales un 14 por ciento tenía diagnosticada EPOC y casi un 13 por ciento síndrome de apnea-hipopnea durante el sueño. Asimismo, más de la mitad de los participantes en este estudio presentaba una alta dependencia al tabaco (54 por ciento).

 

© 2010 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.  |  QUIÉNES SOMOS  |  SUSCRIPCIÓN