Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

¿Quiere recibir Publicación Médica de Neumología en su correo de forma gratuita?
Lunes, 24 de enero de 2011  |  NÚMERO 41 Acceda a nuestra hemeroteca
actualidad neumológica
DOS DE ELLOS, DECANOS Y UN DELEGADO RECTOR
Cerca de 40 neumólogos ejercen en las universidades españolas
El acceso a profesor titular y catedrático es por sistema de acreditación

Redacción. Madrid
Cerca de 40 neumólogos ocupan un cargo docente en las universidades españolas. En la actualidad, hay un total de 11 catedráticos, entre activos y acreditados; 25 profesores titulares, dos decanos y un delegado rector.

Rodolfo Álvarez-Sala.

Para llegar a ser profesor titular o catedrático son varias las fases que el especialista debe pasar. “Para la acreditación se recurre a expertos externos nombrados por la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (Aneca). Si una persona se acredita, pasa a una segunda fase, que es el concurso de acceso, que será propio de cada universidad. En general, suele ser un ejercicio único con currículum, proyectos docentes e investigador”, explica Rodolfo Álvarez-Sala, director científico y jefe del Servicio de Neumología de La Paz (Madrid), y catedrático acreditado.

Concretamente, la acreditación a profesor titular se compone de cuatro puntos concretos: la actividad investigadora, con 50 puntos; la actividad docente, 40 puntos; la formación académica, cinco puntos, y la experiencia en gestión, cinco puntos.
En la acreditación a catedrático, la actividad investigadora supone 55 puntos, la actividad docente, 35, y la experiencia en gestión, 10.

“En este último caso, una vez se mandan los papeles, la contestación no tarda más de seis meses, según establecen las normativas. Si es positiva la acreditación, podría optar a una segunda fase al concurso de acceso y, si lo supera, sería profesor funcionario, titular o catedrático de universidad. Si la evaluación fuera negativa, esa persona quedaría inhabilitada para poder concursar hasta que transcurrieran 18 meses. No obstante, sus datos quedan guardados en la aplicación informática, por lo que si se presenta una segunda vez, se ahorraría mucho trabajo”, apunta Álvarez-Sala.

© 2010 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.  |  QUIÉNES SOMOS  |  SUSCRIPCIÓN