Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

¿Quiere recibir Publicación Médica de Neumología en su correo de forma gratuita?
Lunes, 17 de octubre de 2011  |  NÚMERO 57 Acceda a nuestra hemeroteca
ACTUALIDAD
SEGÚN UN ESTUDIO EUROPEO REVISADO POR NEUMOSUR
Los niños expuestos al humo de tabaco tienen más posibilidad de desarrollar cáncer de páncreas en la edad adulta
La investigación acredita que el aumento del riesgo en los no fumadores resulta especialmente significativo cuando la frecuencia de exposición es elevada y sobre todo cuando ésta se produce en la infancia

Redacción. Madrid
El Estudio Prospectivo Europeo sobre Cáncer y Nutrición (EPIC), desarrollado en 23 centros de diez países comunitarios, entre ellos España, y sobre casi medio millón de pacientes, revela que los niños expuestos al humo de tabaco tienen más posibilidad de desarrollar cáncer de páncreas, una de las neoplasias de peor pronóstico, con un índice de supervivencia a cinco años del cuatro al cinco por ciento, y sin otro tratamiento efectivo que la cirugía, por lo que es la quinta causa más frecuente de muerte por cáncer en Europa (y la cuarta en Estados Unidos).

Francisco Javier Álvarez.

La investigación (un estudio prospectivo a largo plazo con un seguimiento medio de casi nueve años) muestra que el aumento del riesgo de desarrollar este cáncer aumenta en personas no fumadoras expuestas al tabaco en el hogar o en el trabajo, y que esta relación se hace más significativa cuanto mayor es la frecuencia de exposición y sobre todo cuando ésta se produce en la infancia.

Los fumadores activos tienen, en general, un 71 por ciento más de posibilidades de desarrollar este tipo de cáncer, y el riesgo puede ser aún mayor según el número de cigarrillos que fuman y el número de paquetes al año. También los ex fumadores tienen mayor riesgo, concretamente, un 19 por ciento más de posibilidades. La buena noticia es que, a los cinco años desde la desahabituación tabáquica, ese incremento del riesgo desparece, y el ex fumador se convierte a efectos estadísticos, en un individuo con las mismas posibilidades de padecer este tipo de cáncer que una persona que nunca ha fumado.

Los especialistas de Neumosur quieren dar a conocer este estudio en España porque entienden que sus resultados son muy valiosos y deben ser conocidos por la población. En este sentido, subrayan que las conclusiones de la investigación son una invitación a los padres y a las madres para que dejen de fumar en el hogar y en presencia de sus hijos. “Cada cigarrillo que encendamos delante de ellos, es un riesgo innecesario que estamos provocándoles”, ha señalado Francisco Javier Álvarez, autor de la revisión del estudio para Neumosur.

© 2010 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.  |  QUIÉNES SOMOS  |  SUSCRIPCIÓN