Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

¿Quiere recibir Publicación Médica de Neumología en su correo de forma gratuita?
Miércoles, 24 de junio de 2015  |  NÚMERO 72 Acceda a nuestra hemeroteca
PERSONAL DE ENFERMERÍA VISITA EL DOMICILIO Y ATIENDE POR TELÉFONO
La Uccra de la Jiménez Díaz evita reingresos de pacientes crónicos frágiles
El objetivo no es continuar la hospitalización en el domicilio, sino reducir las recaídas
 
Sandra Melgarejo. Madrid
La Unidad de Cuidados Crónicos Respiratorios Ambulatorios (Uccra) del Servicio de Neumología de la Fundación Jiménez Díaz, en Madrid, comenzó a funcionar a finales de 2013 con asistencia telefónica a pacientes dados de alta por agudización de EPOC y con un perfil frágil y agudizador. El objetivo principal era reducir el número de exacerbaciones y recaídas, y, con ello, los reingresos hospitalarios. Para ello, la enfermera de la unidad, con el soporte del neumólogo, llamaba al paciente y, en función de los síntomas que manifestaba, se prestaba asistencia telefónica en ese momento o se le derivaba a las consultas de Neumología o de Atención Primaria.

Felipe Villar.

Sin embargo, “el análisis de los resultados mostró que la cobertura prestada a los pacientes por teléfono y en horario matinal era insuficiente para alcanzar el porcentaje de reducción deseado; encontramos algunos resultados positivos, aunque no significativos”, comenta Felipe Villar, neumólogo del área de hospitalización y de la Uccra.

Así, a finales de 2014 se inició la asistencia a domicilio, incluyéndose los recursos de manera progresiva, y a partir del 1 de febrero de 2015 la unidad ya funciona al completo en turnos de mañana y tarde. “Los pacientes ingresados por exacerbación de EPOC se incluyen en la Uccra si cumplen los criterios según nuestra Escala de Riesgo de Reingreso (ERR), que incorpora las variables de edad, agudizaciones previas, función pulmonar y comorbilidad cardiovascular, entre otras. Aquellos pacientes con más de dos agudizaciones o una puntuación mayor de 7 entran en la unidad”, detalla Villar.

A continuación, y durante un mes, los profesionales de Enfermería realizan asistencia domiciliaria en turnos de mañana y tarde, con apoyo del hospital de día y del neumólogo de consultas por la mañana, y del de guardia por la tarde. También se da asistencia al Servicio de Urgencias del hospital.

Equipamiento de la unidad

En la unidad, interviene un equipo multidisciplinar formado, principalmente, por una enfermera coordinadora, dos enfermeras  para la asistencia domiciliaria y el hospital de día, médico de hospitalización, médico de guardia, enfermera de enlace con Atención Primaria, trabajadora social y personal sanitario de Atención Primaria. Además, la unidad cuenta con hospital de día, donde se puede dar soporte diagnóstico y terapéutico con tratamientos intravenosos, oxigenoterapia, aerosolterapia y ventiloterapia, entre otros, prestando los medios necesarios para optimizar el tratamiento del paciente y manejar una agudización o una recaída. “El paciente no solo es atendido a través la visita al domicilio de la enfermera, sino que puede ponerse en contacto con ella por vía telefónica o por correo electrónico”, destaca Villar.

Las enfermeras de la Uccra. De izda. a dcha., María José Checa (enfermera coordinadora), Rebeca Armenta, Teresa Gómez del Pulgar y Carmen Trillo (enfermera de enlace con AP).

Próximamente se conocerán los resultados de los tres primeros meses de funcionamiento de la Uccra, pero los obtenidos durante las primeras semanas ya apuntan a un descenso del porcentaje de reingresos por agudización de EPOC de entre el 20 y el 30 por ciento, respecto al total observado en el año 2014. “A la espera del análisis final de los datos obtenidos, pensamos que las principales razones de esta mejoría radica en la asistencia domiciliaria, con la mejora en la adhesión y cumplimiento del tratamiento agudo y habitual de los pacientes; en el reconocimiento de los primeros síntomas y signos de una nueva agudización o recaída por parte del personal de Enfermería; en la atención inmediata al paciente en el domicilio y en el hospital de día; y en contar con un equipo médico y de Enfermería profesional e implicado en la atención al paciente de EPOC grave y frágil”, indica el neumólogo de la unidad.

“A diferencia de otras unidades consolidadas de atención domiciliaria, cuyo objetivo, entre otros, es la continuación en casa de la hospitalización con disminución de la estancia media, el nuestro es la reducción del número de agudizaciones y recaídas, y, con ello, los reingresos de personas con EPOC de perfil agudizador, grave y con comorbilidades, es decir, de enfermos frágiles. La consecución de esta meta mejorará la calidad de vida de los pacientes, la supervivencia global y el control de la enfermedad y otras patologías asociadas”, matiza Villar.

Reconocida por la AMCA

Recientemente, la Asociación Madrileña de Calidad Asistencial (AMCA) ha celebrado en el Hospital Clínico San Carlos sus I Premios a las Mejores Prácticas de Calidad 'Equipos que marcan la diferencia', en los que ha reconocido a la Uccra del Servicio de Neumología de la Fundación Jiménez Díaz como mejor proyecto de mejora de la calidad asistencial.
© 2010 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.  |  QUIÉNES SOMOS  |  SUSCRIPCIÓN