Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

¿Quiere recibir Publicación Médica de Neumología en su correo de forma gratuita?
Lunes, 30 de enero de 2012  |  NÚMERO 64 Acceda a nuestra hemeroteca
ACTUALIDAD
EL SERVICIO DE NEUMOLOGÍA DE LA PRINCESA PRESENTA LOS PRIMEROS DATOS DEL PROGRAMA PROMETE
La telemonitorización de pacientes con EPOC reduce ingresos y visitas a Urgencias
El 95 por ciento de los pacientes está satisfecho con la resolución de sus problemas a través de las tecnologías de la información y la comunicación

Sandra Melgarejo / Imagen: Adrián Conde. Madrid
Las patologías crónicas son la principal causa de muerte y discapacidad en todo el mundo, y suponen en torno al 80 por ciento del gasto sanitario. A partir de los 65 años se estima que cada persona sufre una media de 2,8 problemas o enfermedades crónicas, alcanzando un promedio de 3,23 en los mayores de 75 años, según datos de la Encuesta Nacional de Salud de 2006. El progresivo envejecimiento de la población y aumento de la prevalencia de estas patologías requiere un replanteamiento de los sistemas sanitarios, una necesidad que ha sido abordada en la jornada ‘Reorientación del Sistema Sanitario ante el reto de la Cronicidad’, organizada por el Hospital Universitario de La Princesa de Madrid.

Gonzalo Segrelles, neumólogo de La Princesa.

La prevalencia de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica supera el 10 por ciento en la población de entre 40 y 80 años. Según Gonzalo Segrelles, neumólogo de La Princesa, el “punto clave” de esta patología son “las agudizaciones, que conllevan un aumento de la comorbilidad, un empeoramiento de la función pulmonar y, como consecuencia, una peor calidad de vida de los pacientes”. Esta situación exige cambios en la asistencia médica, como los cuidados domiciliarios, que precisan de “una adecuación del personal sanitario; la participación activa de la familia; la aplicación de innovaciones tecnológicas, y la prevención de las agudizaciones”, ha detallado Segrelles.

Así, el Servicio de Neumología de La Princesa, en colaboración con Carburos Médica y en coordinación con cuatro centros de Atención Primaria del área de referencia del hospital, ha puesto en marcha el ‘Proyecto Madrileño de EPOC Telemonitorizado’ (Promete), que “evalúa la efectividad de los sistemas de telemonitorización domiciliaria en la reducción de visitas a urgencias y de ingresos hospitalarios; la calidad de vida de los pacientes incluidos en el programa; y la aceptación del mismo por parte de los profesionales”, ha explicado el neumólogo e investigador del estudio.

Segrelles ha afirmado que “a los tres meses de la puesta en marcha del estudio, se ha reducido hasta cuatro veces el número de ingresos hospitalarios en pacientes con EPOC avanzada, así como las visitas a Urgencias, disminuyendo los gastos asociados, lo que demuestra que la telemonitorización es coste-efectiva”. A raíz de los primeros resultados del programa Promete, el neumólogo ha asegurado que “las tecnologías de la información y la comunicación son bien aceptadas por los pacientes: el 95 por ciento está satisfecho con la resolución de sus problemas; todos lo recomendarían, y la mayoría lo considera un componente positivo para su autonomía personal que reduce sus niveles de ansiedad”.

En el estudio, cuyos datos definitivos se podrán conocer a partir del próximo mes de mayo, participan 60 pacientes con EPOC grave y oxigenoterapia domiciliaria, en dos grupos aleatorios a los que se les realizan mediciones diarias: 30 de ellos telemonitorizados y otros 30 como grupo de control, con el seguimiento habitual en el centro sanitario.
 

© 2010 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.  |  QUIÉNES SOMOS  |  SUSCRIPCIÓN