Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

¿Quiere recibir Publicación Médica de Neumología en su correo de forma gratuita?
Miércoles, 17 de febrero de 2016  |  NÚMERO 79 Acceda a nuestra hemeroteca
PERMITE DETECTAR RECHAZOS E INFECCIONES
La telemedicina mejora la adherencia de los pacientes trasplantados de pulmón
La poca experiencia requiere potenciar la realización de estudios a largo plazo para que avalen su uso
Redacción. Madrid
“En pacientes a los que se les ha realizado un trasplante de pulmón, el uso de la telemedicina es especialmente útil debido a las múltiples complicaciones existentes en el postrasplante, el extenso y complejo tratamiento pautado y la necesidad de apoyo psicológico que requieren”, asegura Natalia Martos, neumóloga y miembro de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ), que preside Inmaculada Alfageme. Martos ha profundizado en este aspecto del seguimiento del paciente trasplantado de pulmón en la XX Reunión Conjunta de Áreas Separ, celebrada recientemente en Alcalá de Henares.

Inmaculada Alfageme, presidenta de Separ.

Entre los beneficios de la telemedicina para los pacientes trasplantados de pulmón se encuentra la mejora de la adherencia terapéutica. La evidencia científica ha demostrado que la adherencia a los programas de tratamiento se ve destacablemente incrementada mediante técnicas de telemedicina, como es la monitorización de la función pulmonar. “En pacientes con trasplante de pulmón, la mala adherencia al sistema de monitorización de la función pulmonar aumenta el riesgo de generar disfunción del injerto”, ha indicado Martos. “Ante esta situación, resulta esencial potenciar las estrategias de adherencia a los programas de tratamiento, debido a que una buena adherencia, especialmente en los primeros meses de postrasplante, conlleva permanecer más tiempo libres de bronquiolitis”, ha añadido.

En consecuencia, la mayor adherencia lograda mediante la monitorización de la función pulmonar permite realizar un tratamiento precoz ante posibles complicaciones. “Empezar a tratar a tiempo el rechazo del injerto o alguna posible infección es clave para disminuir la morbilidad que registran estos pacientes. También es remarcable la reducción del número de hospitalizaciones y las consultas programadas, así como de los costes sanitarios vinculados que suponen su implementación”, ha explicado Martos.

Los especialistas en salud respiratoria aseguran que en el trasplantado pulmonar es de vital importancia la detección y el tratamiento precoz de la bronquiolitis obliterante (BOS) ya que es la causa principal de la disfunción del injerto y de las infecciones respiratorias. “Estos avances influyen directamente en la mejora de la calidad de vida del paciente debido a que estas dos entidades van a determinar el pronóstico a corto o largo plazo en la mayoría de los pacientes sometidos a un trasplante de pulmón”, ha indicado la neumóloga.

A pesar de la conocida capacidad de la telemedicina de aumentar la percepción de una asistencia sanitaria de calidad en los pacientes, son pocos los estudios que se centran en la calidad de vida y la satisfacción del paciente en trasplante pulmonar. Es por este motivo que actualmente es necesario el desarrollo de estudios a largo plazo que avalen el uso de la telemedicina en el trasplante pulmonar. “El uso de la telemedicina en pacientes con EPOC está dando excelentes resultados, por lo que todo apunta que un sistema de seguimiento similar podría beneficiar significativamente a los pacientes trasplantados de pulmón”, ha concluido Martos.

La telemedicina ofrece nuevas posibilidades en el tratamiento y el seguimiento de los pacientes, especialmente en aquellos con patologías crónicas ya que son los casos en los que la adherencia al tratamiento juega un papel fundamental en su pronóstico y calidad de vida. Estas nuevas tecnologías facilitan el acceso a los servicios sanitarios y mejoran la satisfacción de los pacientes de la asistencia recibida.

© 2010 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.  |  QUIÉNES SOMOS  |  SUSCRIPCIÓN