Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

¿Quiere recibir Publicación Médica de Neumología en su correo de forma gratuita?
Viernes, 30 de septiembre de 2016  |  NÚMERO 85 Acceda a nuestra hemeroteca
DOS INVESTIGACIONES CLÍNICAS ANALIZAN LA EVOLUCIÓN
La mortalidad femenina por cáncer de pulmón se mantiene en la última década
El tipo histológico más frecuente es el adenocarcinoma y la mayoría se diagnostica en estadio IV
Redacción. Madrid
El de pulmón es actualmente el cáncer con mayor mortalidad a nivel mundial, tanto en hombres como en mujeres. Tradicionalmente, se ha asociado a una elevada mortalidad en varones aunque debido al aumento del hábito tabáquico en mujeres los datos se han ido igualando en ambos sexos. Con el fin de estudiar el impacto del incremento de mujeres fumadoras, y en el marco del último Congreso Nacional de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ), se presentaron dos investigaciones enfocadas a analizar la supervivencia del cáncer de pulmón en mujeres y la evolución de las pacientes de género femenino registrada en las dos últimas décadas.

Una de estas investigaciones lleva por título Cáncer de pulmón en la mujer. Análisis de la supervivencia según tabaquismo y su objetivo principal es analizar las diferencias entre las pacientes nunca fumadoras y las pacientes fumadoras o exfumadoras respecto a la edad al diagnóstico, comorbilidades, estirpe celular, estadio al diagnóstico, tratamiento recibido y supervivencia. “Para conseguir este propósito se analizó retrospectivamente a 129 pacientes con cáncer de pulmón, diagnosticadas y seguidas en el Servicio de Neumología del Hospital San Pedro Alcántara de Cáceres, a lo largo de 24 años. Las conclusiones principales remarcan que la mayor edad y mayor comorbilidad contribuyen a una peor supervivencia en las pacientes que nunca han fumado, siendo su supervivencia al primer año del 37 por ciento, al segundo año del 24 por ciento y al quinto año del 13,5 por ciento”, explica David Pérez Rodríguez, neumólogo, miembro Separ y primer firmante de la comunicación presentada.

“Paradójicamente, a partir de los datos obtenidos se podría interpretar que el consumo de tabaco aumenta la supervivencia de las pacientes con cáncer de pulmón, no obstante, al analizar en profundidad los resultados, es evidente que las características basales que presentan las pacientes que nunca han fumado, como son una mayor edad, mayor comorbilidad asociada y estadios más avanzados de su enfermedad oncológica en el momento del diagnóstico han sido la causa de su peor supervivencia tras el diagnóstico”, explica Rodríguez.

Otra de las investigaciones presentadas durante el 49º Congreso de Separ ha sido ¿Cómo ha cambiado el cáncer de pulmón en las mujeres en los últimos años?, realizada por Ana Gómez Larrauri, neumóloga, miembro de Separ y primer firmante de este estudio que es descriptivo y retrospectivo. Los datos se recogieron de dos cohortes de mujeres diagnosticadas con neoplasia pulmonar primaria en el Hospital Universitario de Araba, entre los años 2000 a 2002 y del año 2011 al 2013. Los resultados principales de esta investigación concluyen que no hay diferencias significativas entre los estadios operables e inoperables de cáncer de pulmón en ambas décadas, siendo el estadio IV donde se diagnostican la mayoría de los tumores.

“Aunque la mayoría de los tumores se siguen diagnosticando en el estadio IV, actualmente han incrementado los diagnósticos de cáncer de pulmón en estadios tan iniciales como es el estadio IA. Otro dato a destacar es que el porcentaje de fallecimientos por cáncer de pulmón en mujeres se ha reducido de forma significativa, de un 60 a un 31,8 por ciento, a pesar de que la mortalidad no ha cambiado”, asegura Gómez Larrauri.

Asimismo, los datos obtenidos muestran que el tipo histológico más frecuente sigue siendo el adenocarcinoma. A pesar de que las mujeres son más fumadoras en la actualidad, no se ha incrementado el porcentaje de carcinomas epidermoides ni de carcinomas pobremente diferenciados. Otro dato relevante es que la edad de diagnóstico de cáncer de pulmón no se ha modificado con el paso del tiempo de forma significativa: si en la anterior década la media fue de 62,6 años, en la presente es de 60,1 años. También se demuestra que existe un incremento de fumadoras activas aunque la mayoría de las pacientes son exfumadoras, dato alarmante a tener en cuenta de cara a las campañas preventivas para evitar el hábito tabáquico.

© 2010 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.  |  QUIÉNES SOMOS  |  SUSCRIPCIÓN