Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

¿Quiere recibir Publicación Médica de Neumología en su correo de forma gratuita?
Miércoles, 23 de diciembre de 2015  |  NÚMERO 77 Acceda a nuestra hemeroteca
CINEFÓRUM SOLIDARIO DE LA RED TBS
La información sobre la tuberculosis llega a quienes más la necesitan
España registra más casos que el resto de países más desarrollados de la Unión Europea
Sandra Melgarejo. Madrid
La tuberculosis sigue siendo una realidad, no solo en las zonas más favorecidas del mundo, sino también en nuestro país. De hecho, aunque la prevalencia en España (12 casos por 100.000 habitantes) es muy inferior a la tasa mundial (133 casos por 100.000 habitantes), la cifra es superior a la de los países más desarrollados de la Unión Europea.

“Puede afectarnos a todos, pero golpea a los estratos sociales más desfavorecidos y hay focos de pobreza y marginación en los países desarrollados”, ha señalado Javier García Pérez, secretario general de la Red contra la Tuberculosis y por la Solidaridad (Red TBS) y coordinador del Área de Infecciones Respiratorias y Tuberculosis de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ). “Si no logramos disminuir la discriminación social será difícil acabar con la tuberculosis”.

Javier García Pérez durante el cinefórum solidario que ha organizado la Red TBS en el centro de acogida para inmigrantes de San Blas.


García Pérez ha impartido un cinefórum solidario en el Centro de Acogida Temporal para Inmigrantes San Blas, en Madrid. Esta iniciativa de la Red TBS –una organización integrada por entidades públicas y privadas sensibilizadas por el problema de la tuberculosis en nuestro país, como el Instituto de Innovación y Desarrollo de la Responsabilidad Social Sociosanitaria (Inidress), entre otras– está dirigida a colectivos sociales que requieren una atención sanitaria especial, así como a los cooperantes y profesionales preocupados por la salud pública.

Mediante la proyección de contenidos audiovisuales y la promoción del debate, el especialista ha remarcado la importancia de la prevención y del cumplimiento terapéutico. “Según el Informe 2015 de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la tuberculosis es la principal causa de muerte por enfermedad infecciosa. En 2014, las defunciones por esta enfermedad ascendieron a 1,5 millones. Pero es prevenible y tratable: desde 1990 la mortalidad ha disminuido un 47 por ciento”, ha detallado.

El neumólogo ha indicado que llevar una vida sana es la principal forma de prevenir la enfermedad (el tabaco multiplica el riesgo por dos) y que cuando se diagnostica un caso se deben identificar rápidamente posibles contagios en personas cercanas al paciente. Los tratamientos, aunque largos (varios fármacos administrados durante seis meses), son efectivos. Eso sí, “si un paciente lo toma mal puede que la tuberculosis se haga multirresistente y sea más difícil curarla”, ha recalcado.

La tuberculosis en el cineLos actores Nicole Kidman, Kirk Douglas, Dustin Hoffman, Clint Eastwood y Kate Winslet han tenido tuberculosis; no en la vida real, sino en el cine. Los personajes que interpretaron en Moulin Rouge, Duelo de titanes, Cowboy de medianoche, Honkytonk Man y Descubriendo Nunca Jamás, respectivamente, padecían la enfermedad. Estos son solo algunos ejemplos de las más de cien películas que ha encontrado Javier García Pérez, gran cinéfilo, en las que aparece retratada la tuberculosis. También el cine español ha hablado de esta patología, en cintas con La colmena, El embrujo de Shanghai o El lápiz del carpintero. El secretario general de la Red TBS ha puesto un fragmento de todas ellas en el cinefórum solidario.

© 2010 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.  |  QUIÉNES SOMOS  |  SUSCRIPCIÓN