Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

¿Quiere recibir Publicación Médica de Neumología en su correo de forma gratuita?
Miércoles, 24 de junio de 2015  |  NÚMERO 72 Acceda a nuestra hemeroteca
FRANCISCO CASAS, PRESIDENTE DE NEUMOSUR
“La Enfermería se tiene que implicar más en terapias inhaladas”
También reclama que esta práctica se estandarice en los centros de salud
 
Eduardo Ortega Socorro / IMAGEN: Cristina Cebrián. Las Meloneras (Las Palmas de Gran Canaria)
Francisco Casas, presidente de Neumosur, reclama que los profesionales sanitarios, particularmente de Enfermería, se impliquen más en formar en terapias inhaladas a los pacientes, con el fin de hacer más eficientes los tratamientos. También pide el compromiso de la Administración para que esta práctica se estandarice y cuente con espacios propios en los centros de salud.

De hecho, con el fin de abordar el vacío que hay en la formación en este tipo de terapias, el neumólogo granadino ha dirigido el Taller de Terapia Inhalada, un curso que se ha celebrado en el marco del 48º Congreso Nacional de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ).

¿Cuál es la situación de las terapias inhaladas en España?

Francisco Casas, presidente de Neumosur.

Es bastante floja, pese a que es una actividad en la que se ha desarrollado mucha formación y que es necesaria para los profesionales de Atención Primaria, Enfermería y neumología. Sin embargo, la difusión de la importancia de estas terapias y su manejo sigue siendo muy baja. Esa es la razón de ser de este curso: mejorar la formación en esta área.

¿Qué colectivos tendrían que prestar más atención a esta labor?

En principio, entendemos que el que tiene que implicarse es la Enfermería. El médico, en su quehacer diario, tiene poco tiempo para dedicarlo a explicarle al paciente en qué consiste la toma de un tratamiento inhalado, que, de hecho, es algo muy importante. Si el paciente no se lo administra adecuadamente, no recibe el fármaco. De ahí que haya que adiestrarle y educarle.

En definitiva, es necesario que en los centros de salud haya profesionales dedicados a la formación de pacientes en el uso de terapias inhaladas, al igual que los hay en el caso de la diabetes.

Además, también pedimos a la Administración y a los jefes de unidades clínicas de Neumología y de los distritos sanitarios que faciliten espacios y formación para que profesionales concretos se dediquen a capacitar a los pacientes en terapias inhaladas. Hay déficit de información, pero también de espacios necesarios para dedicarlos a estas labores.

¿Qué se podría lograr con la terapia inhalada si se le prestara la atención suficiente?

De entrada, el hecho de que un fármaco alcance su objetivo, puesto que depende de si el paciente se lo administra adecuadamente. Por tanto, el adiestramiento en los dispositivos a lo que va a llevar es a que el paciente controle más la enfermedad y, por tanto, a que tenga menos necesidad de ir a las consultas o, incluso, a Urgencias. Es decir, habría un ahorro en costes sanitarios derivados de un mal control de la patología, ya sea EPOC o asma.

¿Tiene este curso los efectos que ustedes, los neumólogos, desean? ¿Salen los profesionales motivados para el adiestramiento?

Sí, por supuesto. Pero nos sigue quedando otra pata: la de que se implemente y se estandarice como práctica clínica diaria con unos espacios designados para ello.

 

© 2010 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.  |  QUIÉNES SOMOS  |  SUSCRIPCIÓN