Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

¿Quiere recibir Publicación Médica de Neumología en su correo de forma gratuita?
Miércoles, 23 de septiembre de 2015  |  NÚMERO 74 Acceda a nuestra hemeroteca
LA ACTUALIZACIÓN NO TIENE EL PODER DISCRIMINATORIO SUFICIENTE
La clasificación GOLD 2011 no predice mejor el riesgo de mortalidad en EPOC
Es necesario comprobar si intensificar el tratamiento mejora la supervivencia a largo plazo
 
Redacción. Madrid
La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) es un problema de salud respiratoria que afecta al menos a 328 millones de personas a nivel mundial y que se cobra 4 millones de vidas anuales. Las cifras en España son de 2,1 millones de casos y al menos 16 mil muertes anuales por EPOC. A pesar de la gran carga de la EPOC y de las medidas para paliar su impacto, no existe un consenso universal sobre cuál es el mejor sistema de clasificación de gravedad para los pacientes con EPOC.

Joan Soriano.

A medida que la mortalidad y morbilidad ha ido creciendo, han surgido diferentes iniciativas para mejorar el abordaje de esta enfermedad respiratoria. Una de las más importantes es la Global Initiative for Obstructive Lung Disease (GOLD). Ante la controversia existente, Joan Soriano, epidemiólogo y miembro de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ), junto con otros especialistas, han publicado recientemente la investigación ‘Mortality prediction in chronic obstructive pulmonary disease comparing the GOLD 2007 and 2011 staging systems: a pooled analysis of individual patient data’, en la revista científica The Lancet Respiratory Medicine.

El objetivo del estudio, que agrupó a 22 cohortes de pacientes de 7 países, fue conocer cuál de los dos criterios es mejor para predecir el riesgo de mortalidad en pacientes con EPOC. “Los sistemas de clasificación GOLD 2007 y 2011 pueden ser útiles para guiar el tratamiento terapéutico, aunque ninguno de ellos tiene el poder discriminatorio suficiente como para ser utilizado para predecir el riesgo de mortalidad en pacientes con EPOC”, afirma Soriano. “La clasificación GOLD 2011 es más compleja y sigue sin ofrecer ningún avance o mejora significativa para determinar el pronóstico de los pacientes, en comparación con la versión de 2007 que únicamente se basaba en la severidad de la limitación del flujo de aire, hecho que resalta un editorial acompañante. El pronóstico que se puede obtener es pobre y todavía menos exacto que con la anterior clasificación”, añade.

Asimismo, otro de los resultados obtenidos demuestra que la implementación del sistema de estadificación GOLD 2011 diagnostica los pacientes con EPOC como enfermos más graves. “La clasificación GOLD 2011 triplica el número de pacientes diagnosticados con ‘EPOC muy grave’, hecho que supone que los pacientes parezcan enfermos más graves que con la anterior estadificación. Este cambio es relevante ya que puede comportar un incremento innecesario de la intensidad de los tratamientos con el consiguiente impacto económico”, explica Soriano.

El estudio analiza a más de 15.000 pacientes de 22 cohortes de siete países

José María Marín, neumólogo del Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza y miembro de Separ, cuyo grupo aportó la mayor experiencia de pacientes al estudio internacional, subraya: “Es de interés observar que lo que publicamos hace ya dos años con solo datos nacionales, el estudio Cocomics, lo podemos confirmar ahora y ampliar con datos internacionales”. Y añade: “Antes de reemplazar por completo la antigua, y más sencilla de aplicar clasificación GOLD 2007, se necesitan estudios de cohorte prospectivos para confirmar si el tratamiento más intenso que se propone en la nueva clasificación ofrece un beneficio de supervivencia a largo plazo en los pacientes con EPOC”.

Este estudio es la mayor investigación realizada para evaluar el riesgo de mortalidad total en pacientes con EPOC. Los datos del estudio han sido extraídos del análisis de más de 15.000 pacientes de 22 cohortes de estudios prospectivos de siete países para poder comparar la habilidad predictiva en supervivencias de hasta 10 años.

 

© 2010 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.  |  QUIÉNES SOMOS  |  SUSCRIPCIÓN