Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

¿Quiere recibir Publicación Médica de Neumología en su correo de forma gratuita?
Miércoles, 20 de julio de 2016  |  NÚMERO 84 Acceda a nuestra hemeroteca
TRABAJO RECONOCIDO CON EL PRIMER PREMIO EN SEPAR 2016
La atención integrada disminuye el uso de los recursos sanitarios
La educación terapéutica solamente mejora el conocimiento sobre la enfermedad
Sandra Melgarejo. Madrid
Las exacerbaciones de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) empeoran la calidad de vida y generan un elevado coste sociosanitario. La evidencia científica pone de manifiesto el impacto del tratamiento no farmacológico en la prevención de las exacerbaciones, donde la educación terapéutica juega un papel importante. Además, la guía clínica de ATS/ERS define la educación terapéutica y la rehabilitación como piezas clave en los nuevos modelos de atención integrada, pero los resultados publicados en la literatura en relación al impacto de la educación terapéutica en la prevención de los ingresos hospitalarios son poco concluyentes por lo que se precisan más estudios en este campo.

Equipo de Atención Integrada del Hospital Clínic de Barcelona.

El objetivo del estudio Impacto de un programa estructurado de Educación Terapéutica en pacientes con EPOC sobre la prevención del reingreso, reconocido con el primer premio a las mejores comunicaciones del Área de Enfermería en el 49º Congreso Nacional de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ), ha sido “evaluar un programa de intervención clínica, basado en las recomendaciones de las guías GesEPOC, GOLD y la actual normativa Internacional de Rehabilitación Respiratoria, a través de un programa de educación terapéutica estructurado y utilizando como material de soporte el libro de educación Controlando la EPOC de Separ”, explica la enfermera Nuria Seijas del Hospital Clínic de Barcelona, primera firmante del trabajo.

Una parte importante del proyecto, en el que han participado profesionales sanitarios especialistas en respiratorio y personal docente de la universidad, ha consistido en comparar el impacto de un programa de educación terapéutica en la práctica asistencial con la implantación del mismo programa dentro de un modelo de atención integrada.

El objetivo ha sido evaluar la efectividad de un programa estructurado de educación terapéutica en la prevención de ingresos hospitalarios y visitas al Servicio de Urgencias tras el alta hospitalaria por una exacerbación grave en comparación con el tratamiento convencional a los tres y seis meses.

Desarrollo de la investigaciónComo detalla Seijas, para el diseño del proyecto se realizaron diferentes reuniones entre la Universidad Jaume I de Castellón, el Hospital General de Castellón y la Unidad de Atención Integrada del Hospital Clínic de Barcelona. Una enfermera y profesora de Universidad Jaume I de Castellón, no experta en respiratorio, realizó una estancia de dos meses en la Unidad de Atención Integrada. Durante este periodo, se consensuaron los objetivos y las intervenciones y se redactó el protocolo.

Se diseñó un estudio de intervención controlado y aleatorizado independiente para cada centro, con un periodo de reclutamiento de 12 meses y otro de seguimiento activo de seis meses. En el Hospital de Castellón se desarrolló exclusivamente un programa de educación terapéutica y en el Clínic la educación terapéutica formó parte del modelo de atención integrada (visitas a domicilio, seguimiento telefónico, centro de control de llamadas e intervenciones por enfermeras de práctica avanzada). Ambos centros utilizaron el mismo programa y el mismo material para la educación terapéutica. La intervención constó de un programa de cinco sesiones de educación terapéutica grupales para pacientes y familiares (ocho participantes por grupo).

Finalmente, se realizó una evaluación global del paciente para poder proponerle un plan terapéutico individualizado. A los tres y seis meses se evaluaron ingresos hospitalarios, visitas a Urgencias y mortalidad.

Resultados del estudioSe incluyeron de forma consecutiva un total de 233 pacientes complejos, con una media de edad de 73 años, el 81 por ciento hombres, un 18 por ciento fumadores activos, un 45 por ciento portadores de oxigenoterapia continua domiciliaria, polimedicados y con alto número de comorbilidades.

En las características basales de los pacientes no se encontraron diferencias significativas entre los dos grupos (control e intervención) ni entre los dos hospitales. En relación al cumplimiento terapéutico, destacaba una escasa actividad física, un escaso cumplimiento terapéutico en relación a las horas al día de oxígeno y un escaso conocimiento de la patología y de las medidas a realizar en caso de una exacerbación.

Para evaluar el impacto de la educación terapéutica, se realizó un análisis que mostró que un modelo integrado (programa de educación terapéutica más visitas domiciliarias de Enfermería de práctica avanzada en respiratorio y centro de control de llamadas) disminuye las visitas a urgencias y los ingresos hospitalarios a los tres y seis meses tras el alta y mejora el cumplimiento terapéutico. En el grupo que solo dispuso del programa de educación terapéutica se observó que mejoraba el conocimiento de la patología, pero no tuvo efecto sobre la utilización de recursos hospitalarios ni sobre la mortalidad.

Así, Seijas destaca como conclusiones principales que, aunque el programa de educación terapéutica aumenta el conocimiento sobre la enfermedad crónica, por sí solo (sin un modelo de atención integrada) no tiene impacto en el uso de los recursos sanitarios. “Se necesitan  más estudios en este campo para conocer cuáles son los componentes clave de un programa de educación terapéutica; cuál es el tipo de intervención más eficaz, efectivo y eficiente; y cuál es el significado de buen o mal cumplimiento terapéutico”, señala.

Según la enfermera, el reconocimiento de Separ a este trabajo supone “un estímulo para seguir trabajando en esta línea y poder ofrecer a los pacientes el mejor cuidado posible”.

© 2010 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.  |  QUIÉNES SOMOS  |  SUSCRIPCIÓN