Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

¿Quiere recibir Publicación Médica de Neumología en su correo de forma gratuita?
Lunes, 19 de septiembre de 2011  |  NÚMERO 55 Acceda a nuestra hemeroteca
EN PRIMERA PERSONA
RAMÓN FARRÉ, INVESTIGADOR DEL ÁREA DE SUEÑO DE LA SEPAR
La apnea obstructiva del sueño, relacionada con la proliferación de células cancerosas
Los tumores de melanoma en un modelo animal de apnea tienden a contener más células muertas, lo que se asocia a un cáncer más agresivo

Redacción. Madrid
Un novedoso estudio ha constatado indicios sobre la vinculación de la interrupción intermitente de la respiración que se produce en los pacientes con apnea obstructiva del sueño con una mayor proliferación de las células de melanoma y un aumento del crecimiento tumoral. El estudio, realizado con ratones, también revela que las células cancerosas encontradas en los modelos con simulación de apneas contenían más células muertas, sugiriendo que el proceso tumoral es más agresivo.

El equipo de investigadores que lidera Ramón Farré.

Es el primer estudio que concluye que una alta tasa de hipoxia intermitente produce un aumento del crecimiento de tumores. "Aunque estudios anteriores en animales han demostrado que la falta continua de oxígeno juega un papel importante en la regulación de las distintas etapas de la formación y progresión tumoral, los resultados obtenidos de estudios en humanos incluyendo pacientes con apnea no son fáciles de interpretar porque hay otros posibles factores de confusión, sobre todo la obesidad. Por este motivo, el presente estudio controlado en un modelo de ratón nos ha permitido asegurar que la única variable en estudio fue la hipoxia intermitente”, explica el investigador Ramón Farré, miembro del Área de Sueño de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ), y catedrático de la Unidad de Biofísica y Bioingeniería de la Facultad de Medicinica de la Universidad de Barcelona-Idibaps.

Es bien sabido que la hipoxia continua promueve el crecimiento de células cancerosas y tumores. Sin embargo, no existen datos sobre los efectos de los cambios de ritmo rápido de la oxigenación de la apnea del sueño sobre el cáncer. Los resultados de este estudio podrían tener implicaciones clínicas futuras si el resultado se confirma en estudios a gran escala en humanos.

En este estudio, los ratones inyectados con células tumorales de melanoma fueron divididos en dos grupos. En el primer grupo, los ratones fueron expuestos una hipoxia intermitente que simulaba la de la apnea del sueño, donde el oxígeno se restringió durante 20 segundos con un periodo de repetición de 60 ciclos por hora durante seis horas al día, y los niveles normales de oxígeno para el resto del día. En el segundo grupo, los ratones recibieron los niveles normales de oxígeno. El volumen tumoral se midió a lo largo del estudio de 14 días de duración. Al final del período de estudio, los tumores de todos los ratones fueron extirpados y pesados, y el grado de necrosis de los distintos tumores fue medido para determinar la agresividad de los distintos tumores encontrados.

“Los resultados mostraron que mientras que el volumen del tumor había aumentado progresivamente con el tiempo, tanto en la hipoxia intermitente como en el grupo control, el aumento fue mayor en los ratones sometidos a hipoxia intermitente, ya que el peso del tumor y la necrosis en el grupo de la hipoxia intermitente eran casi dos veces mayor que la de los tumores del grupo control”, señala Farré.

Con las limitaciones de cualquier estudio con modelos animales, estos resultados sugieren que la hipoxia intermitente que caracteriza la apnea obstructiva del sueño podría aumentar el crecimiento de tumores. Aunque sobre la base de estudios previos que conectan la hipoxia continua con el crecimiento del tumor los resultados no fueron totalmente inesperados, no se había demostrado que existiese un vínculo entre las anomalías de respiración específicas de la apnea del sueño y la progresión tumoral. Este trabajo, parcialmente financiado por Separ, fue seleccionado para su presentación en el simposio ‘Descubrimientos científicos del año’, durante el recientemente celebrado congreso de la American Thoracic Society, y será publicado en el European Respiratory Journal.

Una línea de investigación futura sería evaluar si la hipoxia intermitente también provoca la formación inicial de los tumores y si se promueve la metástasis de los tumores de un órgano a otro. Estudios epidemiológicos extensos también podrán determinar si existe una relación entre la incidencia del cáncer y la gravedad de la apnea. También se sabe que la obesidad aumenta la morbilidad y mortalidad por cáncer, y no está claro hasta qué punto la hipoxia intermitente y la obesidad, muy presente en los pacientes con apnea del sueño, pueden interactuar para aumentar el cáncer en los pacientes con apnea.
 

© 2010 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.  |  QUIÉNES SOMOS  |  SUSCRIPCIÓN