Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

¿Quiere recibir Publicación Médica de Neumología en su correo de forma gratuita?
Lunes, 07 de febrero de 2011  |  NÚMERO 42 Acceda a nuestra hemeroteca
ACTUALIDAD
SEGÚN LA SOCIEDAD ESPAÑOLA DE ENFERMEDADES INFECCIOSAS Y MICROBIOLOGÍA CLÍNICA
El tabaco aumenta el riesgo de neumonía y tuberculosis
El fumador pasivo también tiene más opciones de padecer infecciones

Redacción. Madrid
La Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (Seimc), que agrupa a la gran mayoría de los microbiólogos clínicos y especialistas en enfermedades infecciosas españoles, considera que la nueva ley que limita el consumo de tabaco en espacios públicos cerrados ayudará a disminuir la incidencia y gravedad de algunas enfermedades infecciosas. Según los especialistas de la Seimc, el consumo de tabaco está directamente relacionado con el riesgo de padecer diversas infecciones, no solo respiratorias.

Normalmente, se asocia el consumo activo de tabaco con el desarrollo de enfermedad pulmonar crónica, diferentes tipos de cáncer, especialmente de pulmón, y con la enfermedad cardiovascular. Independientemente de los riesgos mencionados, son varios los estudios que han demostrado la relación existente entre el consumo de tabaco y el riesgo de padecer diferentes infecciones, no solo respiratorias. De esta forma se ha asociado el consumo activo de tabaco con un mayor riesgo de padecer infecciones graves por neumococo, especialmente neumonía, legionelosis, meningitis meningocócica, otitis media supurada o diferentes infecciones virales como gripe o varicela complicada.

Entre todas las infecciones, merece especial consideración la tuberculosis, que presenta una mayor incidencia entre los pacientes fumadores y cuya gravedad se incrementa a medida que aumenta el número de cigarrillos fumados al día. El problema se agrava todavía más, porque una vez que se padece alguna de estas infecciones, el consumo de tabaco empeora la evolución de las mismas y conlleva una mayor morbilidad y mortalidad respecto a la población no fumadora.

Los riesgos del fumador pasivo

Pero no solo es el consumo activo de tabaco el que se asocia con este mayor riesgo y peor evolución; sino que el fumador pasivo también se encuentra en un mayor riesgo de padecer infecciones. Baste como ejemplo citar el riesgo que presentan los hijos de padres o madres fumadores de padecer una mayor incidencia de infecciones respiratorias de cualquier tipo.

La Seimc espera que la medida adoptada por el Gobierno, encaminada a disminuir el consumo de tabaco y a defender la salud de los fumadores y no fumadores, sirva para disminuir la incidencia y gravedad de las citadas infecciones, alguna de las cuales siguen manteniéndose como una de las primeras causas de morbilidad y mortalidad entre la población española.

© 2010 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.  |  QUIÉNES SOMOS  |  SUSCRIPCIÓN