Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

¿Quiere recibir Publicación Médica de Neumología en su correo de forma gratuita?
Martes, 26 de julio de 2011  |  NÚMERO 54 Acceda a nuestra hemeroteca
ACTUALIDAD
WISIA WEDZICHA, DE LA UNIVERSITY COLLEGE LONDON, EN EL CONGRESO DE LA SEPAR
“Existen estudios que evidencian la existencia de un importante perfil de pacientes que son más susceptibles de sufrir exacerbaciones”
Los enfermos con alto riego de agudización deben tomar la mediación a largo plazo

Redacción. Madrid
Las exacerbaciones frecuentes en EPOC aceleran la progresión de la enfermedad, así como la mortalidad de los pacientes. De ahí la importancia de identificar a aquellos que tienen riesgo de agudizaciones para poder prevenir estos episodios de empeoramiento de la enfermedad y conseguir controlar la dolencia respiratoria. Así lo destacan los expertos reunidos en el encuentro “Aires de Debate EPOC: Del control de los síntomas al control del riesgo”, celebrado recientemente en el marco del 44º Congreso Nacional de Separ (Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica), en la que destaca la participación de Wisia Wedzicha, profesora de Medicina Respiratoria en el University College London (Reino Unido).

“Las exacerbaciones en la EPOC aceleran la disminución de la función pulmonar, empeorando la calidad de vida del paciente y aumentando el riesgo de muerte. Como consecuencia de esto, es muy importante la prevención de las agudizaciones como componente clave del manejo del paciente con EPOC”, afirma Wisia Wedzicha, que durante el encuentro médico ha impartido la conferencia “La importancia del control del riesgo”.

Cumplimiento del tratamiento a largo plazo

Wisia Wedzicha.

Wedzicha explica que “además del cuidado preventivo principal, que es eliminar el hábito tabáquico y evitar las infecciones respiratorias que desencadenan a menudo las agudizaciones a través de la vacunación, es necesario cumplir adecuadamente el tratamiento terapéutico a largo plazo”.

Esto es especialmente importante en el caso de los pacientes con elevado riesgo de sufrir agudizaciones frecuentes, que son episodios de empeoramiento repentino de la enfermedad. “Existen estudios que evidencian la existencia de un importante perfil de pacientes que son más susceptibles de sufrir exacerbaciones”, asegura Wedzicha. “Es necesario detectar a estos pacientes en fases tempranas e instaurarles tratamientos antiinflamatorios y broncodilatadores de forma crónica que prevengan las agudizaciones”.

Este tipo de pacientes están más predispuestos a sufrir un deterioro más rápido de su calidad de vida, por lo que “el tratamiento de la EPOC dirigido a reducir la incidencia y la gravedad de las exacerbaciones mejora el estado de salud a largo plazo”.

En la sesión médica han participado también Juan José Soler, presidente de la Sociedad Valenciana de Neumología y director del Plan de Salud en EPOC de esta comunidad, con la ponencia “Actualización de las guías, ¿hacia dónde vamos?, y José Luis Izquierdo Alonso, jefe del Servicio de Neumología del Hospital Universitario de Guadalajara, con la charla “Cómo aplicarlo a la práctica clínica”.

© 2010 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.  |  QUIÉNES SOMOS  |  SUSCRIPCIÓN