Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

¿Quiere recibir Publicación Médica de Neumología en su correo de forma gratuita?
Miércoles, 22 de julio de 2015  |  NÚMERO 73 Acceda a nuestra hemeroteca
RAMÓN FERNÁNDEZ, DEL INSTITUTO NACIONAL, AVISA DEL INFRADIAGNÓSTICO
El umbral de seguridad en silicosis
se desvanece
La enfermedad se ha extendido a otros ámbitos profesionales, más allá de la minería
 
 Eduardo Ortega / IMAGEN: Cristina Cebrián. Las Meloneras (Las Palmas de Gran Canaria)
De ser una enfermedad que se relacionaba solo con el trabajo de la minería, la silicosis se ha extendido a otros ámbitos profesionales. “Todos los que involucren movimientos de tierra, incluso protésicos dentales o los que hacen manejo de piedras ornamentales, se pueden ver afectados”, advierte Ramón Fernández, neumólogo del Instituto Nacional de Silicosis. “Hasta ahora se desconocía que pudiera existir la enfermedad en estas profesiones”.

Ramón Fernández.

Esto es lo que está llevando a pensar a los especialistas que “los valores de exposición al polvo de sílice que se dan como seguros no parecen serlo tanto. En todo caso, la exposición debe ser la mínima posible dado que parece no haber umbral de seguridad”, indica Fernández.

Por ello, esta enfermedad se ha tratado en el 48º Congreso de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ). De hecho, la sociedad ha elaborado un documento sobre ella desde la perspectiva de la prevención. “Tenemos que conocer las profesiones en las que se están produciendo los nuevos casos, para reducir en todo lo posible la exposición al polvo de sílice y evitar que se pueda padecer la enfermedad”, apunta.

Además, indica, el documento también ha servido para “unificar los diagnósticos, que tienden a ser muy heterogéneos. Hemos dado un soporte para que los profesionales sanitarios que tengan que atender a estos pacientes tengan una metodología concreta de diagnóstico y de seguimiento para abordar la patología”, explica el neumólogo asturiano.

¿Podría llevar la citada heterogeneidad a un infradiagnóstico de silicosis? “Podría ser”, responde Fernández. “Los registros no están totalmente afinados, aunque son amplios. Probablemente sí que debe de haber cierto grado de infradiagnóstico”.

 

© 2010 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.  |  QUIÉNES SOMOS  |  SUSCRIPCIÓN