Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

¿Quiere recibir Publicación Médica de Neumología en su correo de forma gratuita?
Lunes, 04 de abril de 2011  |  NÚMERO 46 Acceda a nuestra hemeroteca
ACTUALIDAD NEUMOLÓGICA
PERMITE SABER CUÁNDO CAMBIAR EL TRATAMIENTO
El recuento de células de cáncer de pulmón determina su gravedad
Los pacientes con más de cinco CTC tienen peor pronóstico
Reuters / E.P. Londres
Científicos del Christie Cancer Hospital, en Manchester (Reino Unido), aseguran que el recuento de las células tumorales en pacientes con cáncer de pulmón puede servir para determinar la gravedad de la enfermedad y decidir cuál es el tratamiento más recomendado.

Así se desprende de un estudio que publica el último número del Journal of Clinical Oncology, en el que han contabilizado el número de células tumorales circulantes (CTC) en muestras de sangre de un total de 101 pacientes con cáncer de pulmón, tomadas antes y después de someterse a un ciclo de quimioterapia.

Pie de la noticia

De este modo, observaron que quienes mostraban más de cinco CTC presentaban una tasa de supervivencia global de 4,3 meses de media, unos datos “significativamente peores” que aquellos que presentaban menos de cinco CTC, cuya supervivencia media fue de 8,1 meses.
Los resultados sugieren que el recuento de los CTC podría ser una forma sencilla para saber cómo un paciente está respondiendo al tratamiento a las pocas semanas de iniciarlo.

Asimismo, aseguran los autores de este estudio, que ha recibido financiación del Cancer Research de Reino Unido, que un aumento de estos niveles podría advertir a los médicos de la necesidad de cambiar el tratamiento de estos pacientes.

“Ahora tenemos que poner a prueba este hallazgo en más pacientes pero, si los resultados se confirman, ahora existe la posibilidad de adaptar los tratamientos a los pacientes individuales y encontrar nuevas formas de tratar la enfermedad”, asegura Fiona Blackhall, autora del estudio.

El cáncer de pulmón causa unas 1,2 millones de muertes anuales en todo el mundo, siendo uno de los tumores con las tasas más bajas de supervivencia, ya que hasta dos tercios de estos enfermos son diagnosticados cuando el tratamiento curativo ya no es posible, recuerdan.
La quimioterapia y la radioterapia pueden retrasar el crecimiento y la diseminación de estos tumores, pero en la mayoría de los pacientes el cáncer reaparece y se hace más resistente al tratamiento.

Por ello, Blackhall y su equipo confían en que este hallazgo sirva para mejorar el diagnóstico precoz de estas resistencias.
© 2010 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.  |  QUIÉNES SOMOS  |  SUSCRIPCIÓN