Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

¿Quiere recibir Publicación Médica de Neumología en su correo de forma gratuita?
Lunes, 16 de mayo de 2011  |  NÚMERO 49 Acceda a nuestra hemeroteca
MIr
NEUMÓLOGOS ELABORAN UNA GUÍA MIR
El control del estrés y la comunicación con el paciente, retos en la formación del residente de Neumología
El documento aborda también los problemas a los que se enfrentan los tutores

Redacción. Barcelona
El control del estrés y la compatibilización de la vida profesional con la personal son clave en el período de formación del residente de Neumología. Éste es sólo uno de los múltiples aspectos que contempla la primera guía de formación del residente de esta especialidad, titulada “La formación del residente de Neumología”, que en 15 capítulos aborda los retos y problemas a los que deben enfrentarse tanto los residentes como los tutores durante el período de formación.

De izqda. a dcha., Pere Casan, Juan Ruiz Manzano, José Luis Álvarez-Sala y Javier de Miguel Díez.

El proyecto, avalado por la Comisión Nacional de Neumología (CNN) y la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) con el apoyo de Nycomed y MSD Respiratorio, se ha presentado recientemente ante 50 tutores de Neumología procedentes de toda España.

“El libro pretende servir de ayuda al residente que empieza su especialidad, orientarle en sus cuatro años de formación y facilitarle su estancia en el hospital. Es una guía en la que pueden encontrarse respuestas a los problemas que tienen que afrontar tanto los residentes como los tutores de la especialidad”, explica José Luis Álvarez-Sala, presidente de la Comisión Nacional de Neumología (CNN) y uno de los directores del proyecto. En su redacción han participado casi 30 especialistas en Neumología de hospitales de toda España.

Juan Ruiz Manzano, presidente de Separ, comenta que “esta publicación pretende en 15 capítulos dar respuesta a aquellas cuestiones clave que deben hacerse por parte de los residentes durante su periodo de formación o los mismos tutores en el ejercicio de su responsabilidad”.

Retos de la formación

El contacto con problemas emocionales de los pacientes, la presión asistencial, las guardias o las urgencias son algunos de los factores que contribuyen a incrementar el estrés que sufre el residente. “Durante todo el período formativo se producen muchísimos momentos de angustia, duda y tensión, y todo sobre una base constante de estrés, que tiene picos frecuentes, a veces de gran intensidad”, asegura Álvarez-Sala. Además, hay que tener en cuenta que el 21 por ciento de los residentes de Neumología realiza su formación en la especialidad fuera de su ciudad de origen, por lo que la conciliación familiar y personal se convierte en todo un reto, motivo por el cual el libro tiene un capítulo específicamente dedicado a este tema.

Ruiz Manzano destaca de los contenidos del libro que “aborda cuestiones ya establecidas como las legales, teóricas o prácticas, los objetivos formales, los criterios de evaluación o la investigación, como otros más opinables como los sistemas de guardia, las salidas profesionales, el papel de las sociedades científicas o los modelos de enseñanza en los países de nuestro entorno”.

Por otro lado, Álvarez-Sala destaca entre los retos de la formación de futuros especialistas “potenciar al máximo la ilusión, la dedicación y la capacidad de trabajo, fomentar los valores que debe tener todo buen médico”. El libro subraya en este sentido la importancia de que los médicos escuchen a los pacientes dedicándoles el tiempo necesario ya que, según recoge la publicación, más de la mitad de los pacientes que cambian de médico lo hacen porque lo encuentran excesivamente frío, brusco o impersonal. “Es imprescindible hacer que esto sea compatible, lo que no suele ser fácil, con una vida personal y familiar adecuada”, afirma el director del proyecto.

El libro detalla también las funciones del tutor, el especialista cuya misión es planificar el aprendizaje del residente para garantizar el cumplimiento del programa de la especialidad, en este caso la neumología. “La relación residente-tutor debe basarse en la confianza, la sinceridad, la mutua y cordial exigencia y la organización”, resalta el Dr. Álvarez-Sala.

Áreas de capacitación específica

En el libro pueden encontrarse capítulos dedicados específicamente a problemas de máxima actualidad, como la troncalidad, las áreas de capacitación específica, las relaciones laborales con el hospital, las guardias, la investigación durante la residencia o las salidas profesionales. Recoge además un apéndice con toda la legislación vigente al respecto.

La guía define cuáles son las áreas de capacitación específica, también llamadas supraespecialidad que son, según la publicación, “el resultado del desarrollo científico de los últimos años”. Se trata de las competencias ampliadas en profundidad respecto a las que ya fueron adquiridas durante el período de formación como especialista. Sin embargo, según Álvarez-Sala, “el reto actual más importante de la especialidad es conseguir que el período formativo pase a ser de cinco años, algo absolutamente imprescindible si se pone en marcha la troncalidad, pero también si ese proyecto finalmente no se lleva adelante”.

© 2010 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.  |  QUIÉNES SOMOS  |  SUSCRIPCIÓN