Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

¿Quiere recibir Publicación Médica de Neumología en su correo de forma gratuita?
Lunes, 26 de marzo de 2012  |  NÚMERO 68 Acceda a nuestra hemeroteca
ACTUALIDAD
LAS MÁS FRECUENTES SON LA CARDIOPATÍA Y LA HIPERTENSIÓN
El 80 por ciento de los pacientes con EPOC tiene comorbilidades
Los pacientes que combinan esta enfermedad respiratoria y depresión consumen más recursos sanitarios

Redacción. Madrid
Un estudio realizado en 298 pacientes con EPOC muestra que el 80 por ciento de ellos presenta alguna otra afección crónica asociada a esta enfermedad y el 40 por ciento hasta dos afecciones. Las más frecuentes son la cardiopatía y la hipertensión, presentes cada una de ellas en el 39 por ciento de la muestra. Diabetes, (23,2 por ciento), dislipemia (26,5 por ciento) y cáncer (25,8 por ciento) son otras cormobilidades habituales detectadas en esta investigación, llevada a cabo por ocho especialistas del Servicio de Neumología del Hospital Infanta Cristina de Badajoz y presentada en el 38º Congreso de la Asociación de Neumología y Cirugía Torácica del Sur (Neumosur).

El 39% de los pacientes con EPOC
tiene problemas cardiovasculares.

“Los mecanismos que subyacen a la EPOC son varios. En un alto porcentaje de pacientes el nexo entre la enfermedad pulmonar obstructiva crónica y las dolencias cardiovasculares es el tabaco. En otras circunstancias, no existen factores de riesgo comunes y lo que subyace es un proceso inflamatorio crónico al igual que existe en el síndrome metabólico, la diabetes o la hipertensión arterial”, ha explicado Pedro Betancor, catedrático de Medicina de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y especialista en Medicina Interna del Hospital Dr. Negrín, durante su participación en la 17ª Reunión Nacional de la Sociedad Española de Hipertensión-Liga Española para la Lucha contra la Hipertensión Arterial (SEH-Lelha).

Otros estudios recientes muestran que el tratamiento con fármacos antiinflamatorios, como las estatinas, los IECAs o los ARA II, además de mejorar la enfermedad cardiovascular, reducen la progresión de la EPOC y su reagudización. “Las guías de práctica clínica aún no recogen información en este sentido, pero hay ensayos en marcha que demuestran que el empleo de estos medicamentos disminuye la mortalidad y morbilidad en estos pacientes”, ha detallado Betancor.

Por otro lado, durante la VII Reunión de EPOC de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) se ha recordado que las comorbilidades influyen sobre la calidad de vida de los enfermos tanto como la propia EPOC. Por ello, el grupo de EPOC de la SEMI tiene como principal línea de investigación este aspecto, todavía poco estudiado y con frecuencia olvidado por otros especialistas. Próximamente, esta sociedad va a poner en marcha el proyecto SEMI-EPOC para valorar la influencia a largo plazo que tiene cada comorbilidad individual en los pacientes. Asimismo, la SEMI y el grupo de EPOC tienen en perspectiva la elaboración de guías de práctica clínica que ayuden a los médicos en el manejo y tratamiento de esta patología.

Los pacientes que combinan EPOC y depresión consumen más recursos sanitarios

Un estudio que ha involucrado a 115 pacientes del Hospital de El Ejido (Almería), el Hospital Universitario Puerto Real de Cádiz, el Hospital Universitario Puerta del Mar de Cádiz, el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla y el Hospital Virgen de la Arrixaca de Murcia, ha analizado las variables asociadas a la presencia de cuadro de depresión en pacientes con EPOC. El estudio muestra que los pacientes que combinan ambas patologías consumen más recursos sanitarios (visitas a Urgencias, ingresos hospitalarios y UCI) y obtienen peor puntuación en los cuestionarios sobre calidad de vida. El estudio se ha presentado en el 38º Congreso de Neumosur y confirma que la depresión es una comorbilidad importante en los pacientes con EPOC, que se asocia a peor control clínico de la enfermedad.

De los 115 pacientes analizados, el grupo de pacientes con depresión (24,3 por ciento del total) presentó diferencias significativas respecto del grupo sin depresión en cuanto a consumo de recursos sanitarios, valores de función pulmonar, disnea basal, distancia recorrida en el test de marcha, peor puntuación en los cuestionarios de calidad de vida y en los cuestionarios de actividad física, y peor puntuación global del índice BODE.

© 2010 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.  |  QUIÉNES SOMOS  |  SUSCRIPCIÓN