Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

¿Quiere recibir Publicación Médica de Neumología en su correo de forma gratuita?
Miércoles, 17 de febrero de 2016  |  NÚMERO 79 Acceda a nuestra hemeroteca
SEGÚN UN ESTUDIO DE LA SOCIEDAD EUROPEA DE NEUMOLOGÍA
Cinco millones de europeos con SAHS corren el peligro de dormirse al volante 
El ronquido afecta de forma severa a funciones vitales llegando a generar diversas patologías 
Redacción. Madrid
Las patologías del sueño pueden tener consecuencias de importancia. Un estudio de la Sociedad Europea de Neumología estima que al menos cinco millones de europeos afectados por el SAHS (síndrome de apnea e hipopnea del sueño), corren peligro de dormirse al volante.

Ana Arena.

“El SAHS afecta a funciones vitales y de forma muy severa, llegando a generar trastornos depresivos, irritabilidad, deterioro intelectual, pérdida de memoria, hipertensión arterial, hipertensión pulmonar, patología cardíaca (arritmias, cardiopatía) o cefalea matutina”, asegura la neurofisióloga Ana Arena, de Policlínica Gipuzkoa.

“La mitad de los varones y la mitad de las mujeres a partir de la menopausia roncan. Se considera el fenómeno más frecuente relacionado con el sueño”, subraya Arena. Los ronquidos son mucho más que una anécdota molesta. La mayoría de las consultas que se realizan en la Unidad del Sueño de Policlínica Gipuzkoa son por ronquidos y sospecha de SAHS e hipersomnolencia.

“Deterioran la calidad de vida tanto si es ronquido aislado como si se acompaña de aumento de la resistencia de la vía aérea superior u obstrucción de esta. Un mal descanso nocturno nos condiciona nuestra calidad de vida. No se puede afrontar una jornada de estudio, trabajo o relaciones sociales sin dormir”, asegura la especialista.

Un ronquido puede tener también consecuencias para el acompañante: “El ronquido aislado afecta a la calidad de sueño del acompañante y a la del propio paciente provocando microdespertares”, añade Arena.

© 2010 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.  |  QUIÉNES SOMOS  |  SUSCRIPCIÓN