Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

¿Quiere recibir Publicación Médica de Neumología en su correo de forma gratuita?
Lunes, 07 de marzo de 2011  |  NÚMERO 44 Acceda a nuestra hemeroteca
NEUMOLOGÍA AUTONÓMICA
ASTRAZENECA organiza CURSOS EN LA CLÍNICA UNIVERSITARIA DE NAVARRA
El Hospital Carlos Haya de Málaga ya realiza determinaciones del EGFR en pacientes con cáncer de pulmón no microcítico
La identificación temprana de la mutación permite el uso de gefininib, un tratamiento más personalizado

Redacción. Madrid
El Servicio de Anatomía Patológica del Hospital regional Carlos Haya de Málaga ha participado ya en los cursos de formación que ofrece AstraZeneca en la Clínica Universitaria de Navarra y, desde hace un mes, puede realizar determinaciones de la mutación EGFR en pacientes con cáncer de pulmón no microcítico. “Esto permite la implantación de terapias personalizadas más eficaces y con menos efectos secundarios que la quimioterapia”, afirma María Dolores Bautista, directora de la Unidad de Gestión Clínica del Servicio de Anatomía Patológica de este hospital malagueño.

Profesionales de Anatomía Patológica del centro.

Se trata del primer centro del sistema sanitario público andaluz en implantar estas técnicas de determinación, aunque se prevé que otros centros de la región y de España también vayan recibiendo esta formación que se imparte gracias a la colaboración de AstraZeneca y la clínica navarra. “Muchos hospitales ya tienen las infraestructuras necesarias para realizar estas determinaciones, lo que falta es personal cualificado que enseñe cómo hacerlo y tiempo, por eso este curso es tan útil, porque los expertos tienen una gran experiencia y son tremendamente colaboradores”, apunta Bautista.

El centro malagueño prevé que se puedan encontrar al mes con 30 casos de pacientes con cáncer de pulmón no microcítico en fases avanzadas, de los cuales, entre un 10 y un 15 por ciento tendrán la mutación del gen EGFR. “Los pacientes con este biomarcador predictivo podrán beneficiarse de un fármaco específico que se ajuste a sus necesidades tumorales”, explica esta patóloga.

En este caso, ‘gefitinib’ es el primer y único inhibidor de la tirosina quinasa que ha demostrado ser más eficaz en monoterapia que un doblete de quimioterapia para el tratamiento en primera línea de pacientes con cáncer de pulmón no microcítico con mutación del EGFR. “Según mis compañeros oncólogos, la evolución de los pacientes que utilizan ‘gefitinib’ está siendo muy buena, por lo que desean que se puedan realizar determinaciones en los hospitales para poder identificar a todos aquellos pacientes susceptibles de ser tratados con este fármaco”, manifiesta la Dra. Bautista.

Esta especialista agradece la gran ayuda que ofrece Jesús García Foncillas y todos los técnicos de la clínica navarra, que explican al detalle las diferentes técnicas existentes y proporcionan toda la información necesaria para que patólogos y oncólogos aprendan y avancen en el proceso de las determinaciones.
 

© 2010 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.  |  QUIÉNES SOMOS  |  SUSCRIPCIÓN