Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

¿Quiere recibir Publicación Médica de Neumología en su correo de forma gratuita?
Lunes, 07 de marzo de 2011  |  NÚMERO 44 Acceda a nuestra hemeroteca
actualidad
PILAR ESCRIBANO, CARDIÓLOGA DE HIPERTENSIÓN PULMONAR DEL 12 DE OCTUBRE
“Actualmente, al menos 10 nuevos ensayos clínicos de HP están en fase de desarrollo”
La Asociación Nacional de esta patología pone en marcha la campaña “Sin Aliento”

Redacción. Barcelona
El lunes, 28 de febrero, se puso en marcha la campaña “Sin Aliento” para concienciar a la población sobre la hipertensión pulmonar (HP), una enfermedad rara, que puede afectar a personas de todas las edades, y que se caracteriza por un aumento de la presión sanguínea en las arterias de los pulmones. La Asociación Nacional de Hipertensión Pulmonar ha sido la encargada de desarrollar esta iniciativa, con el apoyo de Bayer HealthCare. Durante dos semanas, las principales estaciones de metro de Barcelona contarán con una serie de carteles para concienciar sobre la enfermedad.

Cartel de sensibilización.

En palabras de Juan Fuertes, coordinador de la ANHP “la hipertensión pulmonar es una enfermedad muy poco conocida y de pronóstico grave. A través del diagnóstico temprano, la calidad y la esperanza de vida de los afectados aumentan exponencialmente. La campaña “Sin Aliento” busca sensibilizar a la población en general y a los profesionales de la salud para que no descarten la hipertensión pulmonar como posible patología si no se encuentran causas más comunes que provoquen falta de aliento y fatiga al menor esfuerzo. A lo que añade “en España, el número de nuevos diagnósticos es inferior a la media anual estimada de nuevos casos. Con la campaña “Sin Aliento”, esperamos que se identifiquen nuevos pacientes que de otro modo pasarían desapercibidos y su posibilidad de supervivencia se vería muy mermada igual que su calidad de vida”.

La falta de aliento, debilidad y agotamiento extremos y, con frecuencia, imprevistos que puede provocar la enfermedad inciden drásticamente en la calidad de vida del paciente. Con un diagnóstico y tratamiento temprano de la enfermedad alrededor de dos tercios de los pacientes con HAP podrían sobrevivir durante un periodo de más de cinco años. Sin embargo, a menudo el diagnóstico tarda hasta dos años, ya que los síntomas son inespecíficos y comunes a otras enfermedades. Con frecuencia se asocia la HAP con otras patologías, tales como afecciones cardíacas congénitas, enfermedades hepáticas crónicas o enfermedades del tejido conjuntivo.

Según Pilar Escribano, cardióloga de la Unidad de Insuficiencia Cardiaca e Hipertensión Pulmonar del Hospital 12 de Octubre, “hace dos décadas la supervivencia media de los pacientes con HAP era de 2.8 años tras el diagnostico y no estaba disponible ningún tratamiento específico. Sin embargo, en la HAP se ha producido en los últimos 15 años un importante esfuerzo de investigación traslacional que ha hecho posible la realización 25 ensayos clínicos multicéntricos (3780 pacientes con una duración de entre dos y seis meses) hasta mayo de 2010 y actualmente están en distintas fases de desarrollo al menos 10 nuevos ensayos clínicos. Gracias a ello se ha incrementado notablemente el arsenal terapéutico y disponemos ahora de ocho fármacos que pertenecen a tres familias claramente diferenciadas: antagonistas de los receptores de la endotelina, prostanoides y inhibidores de la fosfodiesterasa tipo 5 que ha producido una modificación sustancial del pronóstico de la enfermedad. La supervivencia actual en el REHAP (Registro Español de Hipertensión Pulmonar) es de 87 por ciento, 75 por ciento y 65 por ciento al 1º,3º y 5º año respectivamente tras el diagnóstico, claramente mejor que supervivencia media de 2.6 años recogida en el registro americano realizado en la década de los ochenta”.

Para Irene Delgado, presidenta de la ANHP, el impacto que provoca esta enfermedad en la vida del individuo, no sólo a nivel físico, sino también emocional, es enorme. “Según estadísticas la HP es una enfermedad que afecta más a mujeres que hombres y su aparición se sitúa en la banda de edad entre los 30 y los 40 años. Nos encontramos pues ante una enfermedad que afecta a nuestra salud y por ende también afecta de forma directa a nuestra vida laboral, familiar, económica y social. Sentimos que lo "perdemos" todo: nuestra normalidad, el trabajo, la salud, las oportunidades... En mujeres, la contraindicación de un embarazo supone un impacto emocional adicional”.

© 2010 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.  |  QUIÉNES SOMOS  |  SUSCRIPCIÓN