Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

¿Quiere recibir Publicación Médica de Neumología en su correo de forma gratuita?
Lunes, 21 de marzo de 2011  |  NÚMERO 45 Acceda a nuestra hemeroteca
ACTUALIDAD NEUMOLÓGICA
ASTRAZENECA ORGANIZA LA REUNIÓN STAND ALONE ALERGIA
El 80 por ciento de los asmáticos lo son como consecuencia de una alergia
Alergólogos destacan el tratamiento de la budesónida/formoterol para el control del asma

Redacción. Madrid
Entre el 75 y el 80 por ciento de los asmáticos españoles lo son como consecuencia de una alergia. En concreto, casi la mitad (el 43,8 por ciento) de los asmáticos alérgicos están sensibilizados a los pólenes y para esta primavera, afirman los especialistas, se prevé una intensidad de polinización de moderada a intensa. “La prevalencia del asma ha aumentado en los últimos años, sobre todo, entre los niños”, ha afirmado Santiago Quirce, jefe del Servicio de Alergia del Hospital Universitario La Paz de Madrid, durante la aReunión Stand Alone Alergia “Tengo una pregunta sobre el Control Global del Asma” celebrada en Córdoba y organizada por AstraZeneca. Para su tratamiento, apuntaron los alergólogos, budesónida/formoterol ha demostrado mejorar notablemente el control global del asma y la función pulmonar.

Santiago Quirce.

“El porcentaje de pacientes asmáticos no controlados en España es de alrededor de un 50-60 por ciento, el 10-15 por ciento están bien controlados y el resto se encuentran ‘parcialmente’ controlados”, ha explicado Quirce, quien asegura que, entre los factores que podrían explicar la falta de control está la elevada falta de cumplimiento terapéutico y también unas “bajas expectativas por parte de los pacientes”.

Según el Comité de Aerobiología de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC), “el elevado índice de contaminación ambiental registrado en algunas ciudades españoles el pasado mes de febrero, así como los cambios bruscos de temperatura experimentados en los últimos meses desencadenarán una temporada de alergia mucho más larga y agresiva”. Es decir, estos fenómenos climáticos van a alterar la fisiología de las plantas, potenciando la intensidad del polen, sobre todo en abril, mayo y junio, con la posibilidad de que aumenten los síntomas de asma”.

Por ello, y con el fin de evitar el empeoramiento de la calidad de vida de los asmáticos, se abordaron las diferentes alternativas terapéuticas. “El tratamiento con budesónida/formoterol en terapia SMART* (mantenimiento y a demanda) ofrece numerosas ventajas, como la mejora notable del control diario del asma y la función pulmonar, reduciendo sobre todo las exacerbaciones graves”, ha aseverado Quirce.

En su opinión, estos beneficios se consiguen, según muestra un estudio reciente, no sólo por el uso de formoterol como medicamento a demanda, sino por el efecto sinérgico de la administración conjunta de budesónida/formoterol cuando aparecen los primeros síntomas de asma. Otra ventaja clara de utilizar la combinación tanto como medicación de mantenimiento como de alivio “es que esta modalidad evita el riesgo de abusar de los agonistas beta-2 de acción corta a demanda, ya que el beta-agonista siempre irá acompañado del corticosteroide inhalado”, ha manifestado Quirce.

Este especialista ha subrayado: “El hecho de que la combinación sirva tanto para controlar la enfermedad como para tratar de forma rápida los síntomas es un gran avance en el tratamiento del asma, además, en la pauta SMART* se administran las dosis de medicamento cuando más se necesitan, es decir, de forma oportuna”.

Según Quirce, cada vez hay más datos sobre los efectos agudos de los corticosteroides inhalados en la inflamación bronquial, lo que conjuntamente con la acción broncodilatadora rápida y mantenida de formoterol “hace de este tratamiento combinado una forma única de tratar el asma”. “El hecho de poder prescindir del agonista beta-2 de acción corta como medicación de rescate es una gran innovación”, ha destacado.

Por último, este alergólogo recuerda que la educación del paciente asmático y el establecimiento de una buena relación médico-paciente son aspectos claves en el éxito del tratamiento. “La confianza es necesaria para mantener la medicación por tiempo prolongado: es fundamental utilizar adecuadamente la combinación budesónida/formoterol y dejar claro que esta modalidad terapéutica se debe utilizar de forma constante a diario, aunque también sirva de alivio en el caso de que aparezcan síntomas”, concluyó.

© 2010 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.  |  QUIÉNES SOMOS  |  SUSCRIPCIÓN